Racismo cinéfilo

Todos los pueblos tienen un pasado. En algunos casos, con un ADN plagado de racismo y en otros, por ejemplo, con la marca de la esclavitud a cuestas.

Tambien es cierto, como he escrito alguna vez desde esta tribuna, que quienes no recuerdan el pasado, están condenados a cometer los mismos errores.

Ahora, en medio de las protestas por el homicidio de George Floyd a manos (más bien, rodillas) de la policía de Minneapolis, el agregador de cine HBO ha decidido retirar la película “Lo que el Viento se llevó” de su catálogo de EEUU por las acusaciones de racismo.

Si recordais, la acción transcurre en una plantación de algodón del Sur de EEUU, antes de la Guerra de Secesión, donde, claro está, había esclavos negros.

Creo, sinceramente, que es un error retirar el filme porque si se interpreta que la película tiene un tufo “racista”, serviría al menos para recordar lo que lleva años pasando en EEUU.

Racismo

El racismo existe desde que en el Nuevo Continente se instaló la nueva normalidad a la americana; es decir, con nigers, negratas, chicanos, hispanos y otros seres despreciables, a un lado, y los blancos a otro.

No voy a entrar en analizar el homicido de la policía del Estado de Minnesota que, por cierto, tuvo como causa que Floyd pagara con un billete falso de 20 dólares.

Aburdo y siniestro, además de inhumano e incomprensible para una mente europea.

Porque lo importante; lo sustancial, es que en EEUU salvo que seas deportista o actor de élite (o el presidente) los derechos de los negros, a los que eso si, se les pasó a llamar personas de color y ahora afroamericanos, se han inculcado de forma constante y sostenida.

Sin embargo, y a pesar de eso, no entiendo porqué hay que destruir todo el pasado (me refiero al cine).

No olvidar

Si es doloroso, hay que recordarlo para evitar que se repita y, si es gratificante, para recordarlo siempre que se pueda.

En este caso, las películas y hasta la historia de la humanidad están trufadas de injusticias, errores y holocaustos.

Si optamos por destruir todo el pasado, dentro de 30 años podrían prohibirse todas las películas en que hubiera besos y abrazos, para no recordar el coronavirus.

También deberían retirarse todas las películas de violencia, porque incitan a la misma, o de robos y saqueos porque dan ideas a la población, sobre todo si está confinada mucho tiempo.

Y hasta Blancanieves por faltar el respeto a los enanitos so pena de renombrarla como Blancanieves y los 7 acondroplásicos, aunque parece poco comercial, o 101 Dálmatas por maltrato animal.

Con esta misma filosofía, en España habría que revisar todas las películas de catetos, salidos y otros especímenes de mitad del siglo XX.

Incluso prohibir La familia y uno mas por fomentar la natalidad en un mundo superpoblado, y Sor Citroen por inducir a conducir sin saber hacerlo.

Indios y vaqueros

Hasta deberían desaparecer las películas de vaqueros que denigraban a los indios. ¿O es que los indios no merecen respeto?

O las películas de Sam Peckinpah, como Grupo Salvaje o Perros de Paja,.donde descerrajaban a tiros a todo quisque y había más sangre que en La Matanza de Texas (otra a retirar).

También podríamos liquidar directamente a Clint Eastwood y a Marion Michael Morrison, o sea, John Wayne, por machistas.

Al “Duque” Wayne por dar unos azotes a Mauren O’Hara, en El hombre tranquilo o repudiar a su sobrina Natalie Wood, en Centauros del desierto.

En fin, no seamos cínicos y fariseos, además de memos, y admitamos que la cultura, como parte de la historia en general, hay que entenderlos con la mentalidad de la época en que fueron filmados, escritos o dichos.

También es posible que todo esto solo sea una maniobra de marketing de HBO, en horas bajas, para captar la atención y cuentas de clientes a la fuga. ¡Que pudiera ser!

El placer del cine

Hace tres días repusieron en la 2 de TV Casablanca y volví a disfrutar como un enano, perdón, como un acondroplásico; con The Time Goes By interpretada por el negro, perdón, afroamericano, Sam.

Elsa y Rick, espléndidos, y el cinismo del capitan Renault, maravilloso e inteligente. Cada frase del guión tiene un sentido en sí misma.

En la película, para mi la mejor de la historia, se hartan de fumar y me pareció hasta maravilloso, pero, curiosamente, después de verla no me dió ninguna gana de echarme un pitllo ni de volver al tabaco.

Qué le voy a hacer, como Ricks, debo de ser un sentimental.

  1. Bailar sentados
  2. La canción del verano
  3. La jaula y el vacío
  4. Los vigilantes “de la paya”
  5. Tufo
  6. Comunicación
  7. Desclasificados
  8. En nombre del tiempo
  9. La memoria
  10. El cansancio del rebaño
  11. No me llames experto
  12. El “Raid” del turismo
  13. La nueva normalidad
  14. Cuando ya no importe
  15. Capricornio uno
  16. Que vuelven las pipas
  17. Polis de guardería
  18. Franciscanos
  19. Pelodrama
  20. El Nombre de la Rosa
  21. Un rayo de sol
  22. Pierre nodoyuna
  23. Encuentros en la tercera fase
  24. El Gym desconfinado
  25. Forrest Gump
  26. Querido slot
  27. Los enanos y Tromp
  28. Pánico en el túnel
  29. Club de runners
  30. Contagio
  31. Instrucciones para John Howel
  32. Delivery al rescate
  33. Insomnio
  34. PCR
  35. Nadie se fía de nadie
  36. Los intereses creados
  37. Adiós a Benidorm
  38. La próxima pandemia
  39. La mala educación
  40. 30 segundos
  41. Dress Code
  42. Vuelva usté mañana
  43. La pinta
  44. María Magdalena
  45. Casablanca
  46. La magia se va al cielo
  47. Cuando éramos felices e indocumentados
  48. La hora del Planeta
  49. Facebook “connection”
  50. Los expertos
  51. E97, el submarino
  52. Los ojos de la guerra
  53. Ave que vuela, a la cazuela
  54. Vete de Alemania, Pepe
  55. La cuarentena del pimentón
  56. Francotiradores de Balcón
  57. La detonación
  58. La lista del “por si acaso”
  59. Operación Triunfo callejera
  60. Mi vecina
  61. El puente del Diablo
  62. Qué pongo para comer
  63. El retorno de la tele
  64. La conspiración
  65. Torra, el cenizo
  66. No, sin mi chandal
  67. Ese Trastorno Compulsivo protector
  68. Más que palabras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *