Un rayo de sol

Por fin hemos salido a la calle y, según el lugar de residencia, hasta ha salido el sol.

Que el astro rey como contagiado por el Gobierno también tiene su desescalamiento, y sus fases para salir, según qué provincia.

Y se rige por las leyes de la meteorología que, como se sabe, son más inexactas que el Gobierno haciendo Órdenes y Decretos.

El jueves pasado por la tarde, por fin, porque parecía el parto de la burra, el ministro Salvador Illa dió a conocer las franjas horarias y los detalles para salir a pasear y/o a hacer ejercicio físico.

Caos a las nueve

El resultado ha sido el esperado: deportistas aleatorios, de salón y de verdad, mezclados con los que iban a comprar el pan, los que sacan al perro y los que han ido al súper.

Y todo ha sucedido, lógico, a las 9h. de la mañana porque a ver quien es el guapo que sale a correr a las 6 de la mañána, a no ser que lo haga en pijama.

Por eso la policía no daba abasto para ahuyentar a los inconscientes que se aventuraban a correr por el parque con el riesgo que supone de que las amapolas se contagien de coronavirus.

Es increible y, si alguien tiene dos dedos de frente, que lo dudo, habrá que corregirlo ya.

Vale que no se deje a los niños que jueguen juntos en los parques por temor al contagio masivo, pero cerrarlos también a quienes hacen deporte o pasean no sólo es absurdo, sino que te obliga a correr por el asfalto.

Terrible asfalto

Cosa que, no solo es horrible para las articulaciones, sino que va a plantear conflictos con los que van en coche.

Hoy los ha habido, así que el lunes que es laborable, ni os cuento.

¿Y qué decir del nuevo horario de los niños? Pues que se nos pueden freir como chipolatas si se cumplen los pronósticos meteorológicos para este finde.

Porque les han adjudicado horario de parrilla argentina: literal de 12 h. a 19 h.

Pero estas normas no rigen para los 6.800 municipios que hay en España con menos de 5000 habitantes.

Estos van a poder salir a la calle con quien quieran, a la hora que quieran y del modo que quieran.

Para hacer deporte, para pasear o para poner 250 gr. de mortadela en el monte, que en algunos pueblos son muy dados a aliviarse en el campo.

Un vistazo rápido al INE dice que esto van a poder hacerlo en la Isla de la Cabrera, Baleares (12 habitantes); en Puerto Hurraco, Badajoz (100 h); Ezcaray, La Rioja (2.300 h.) o Chilches, Castellón (2.670 h), por ejemplo.

No vamos a decir nada de lo que se complica la vida este Gobierno al hacer cualquier plan no vaya a ser que se arrepientan y nos dejen sin salir la semana que viene.

Planes de listillos

También y dado este gracejo e inventiva de los españoles, apuesto a que habrá gente que se disfrace para estar todo el día en la calle.

Ahora barba, después bigote postizo, luego peluca pelirroja, más tarde ropa deportiva, una hora después gorrita de visera, en el siguiente tramo pelucón tipoTrump, y una mas con ropa de calle…eso supone ocho horas para salir.

Pero es que estamos muy necesitados de aire, de sol, de libertad y de que nos dejen respirar.

En España quedas con alguien a las 7 y no aparece hasta las 7,30; organizas un acto social a los 8 h , y la cosa no empieza hasta tres cuartos de hora después…

Porque cumplir los horarios no está en nuestro ADN, vivimos de otra manera y no podemos ser suecos, por mucho que se empeñen los gobiernos.

Moderación como norma

Hoy, unos ancianos estaban en el parque a las 9,45, de paseo, y la policia les ha dado el alto, menuda exgeración.

Así que antes la policía, se supone, perseguía a los malotes, pero ahora les han dado orden de que persigan ciudadanos.

Malhechores, como yo mismo, que he pisado el lateral de un parque, que no lo es, sino un terral, y me han llamado la atención.

He parado por educación porque si sigo corriendo no me pillan ni de coña. No es por llamar a la desobediencia civil, pero hay que tener mesura con las cosas.

Y si no fuera porque tengo miedo a que me de una pájara en Motilla del Palancar o, peor, que salga José Bono desde detrás de algún cardo borriquero diciéndome “Egquee, donde vas, Macanás“, me iba a Chilches en bici sin mirar atrás

Que me hacen una propuesta de sanción por saltarme el límite capitalino, pues digo que soy primo de Torra por parte de madre y de Colau por parte de padre y chimpún.

Así que, por fin, nos ha dado la luz del sol, pero he salido con miedo a desintegrarme como si fuera el Conde Drácula.

  1. Pierre nodoyuna
  2. Encuentros en la tercera fase
  3. El Gym desconfinado
  4. Forrest Gump
  5. Querido slot
  6. Los enanos y Tromp
  7. Pánico en el túnel
  8. Club de runners
  9. Contagio
  10. Instrucciones para John Howel
  11. Delivery al rescate
  12. Insomnio
  13. PCR
  14. Nadie se fía de nadie
  15. Los intereses creados
  16. Adiós a Benidorm
  17. La próxima pandemia
  18. La mala educación
  19. 30 segundos
  20. Dress Code
  21. Vuelva usté mañana
  22. La pinta
  23. María Magdalena
  24. Casablanca
  25. La magia se va al cielo
  26. Cuando éramos felices e indocumentados
  27. La hora del Planeta
  28. Facebook “connection”
  29. Los expertos
  30. E97, el submarino
  31. Los ojos de la guerra
  32. Ave que vuela, a la cazuela
  33. Vete de Alemania, Pepe
  34. La cuarentena del pimentón
  35. Francotiradores de Balcón
  36. La detonación
  37. La lista del “por si acaso”
  38. Operación Triunfo callejera
  39. Mi vecina
  40. El puente del Diablo
  41. Qué pongo para comer
  42. El retorno de la tele
  43. La conspiración
  44. Torra, el cenizo
  45. No, sin mi chandal
  46. Ese Trastorno Compulsivo protector
  47. Más que palabras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *