Querido slot

Querido slot, solo cuatro letras para decirte que a la llegada de esta, espero que te encuentres bien, porque yo no lo estoy.

(Así empezaban las cartas y postales que enviaban nuestros padres cuando viajaban hace 40 años).

(He omitido la coletilla final de “nosotros bien, gracias a Dios”, por razones obvias).

Me tienen encerrado contra mi voluntad sin saber cuando voy a estar pendiente de ti que es tanto como decir cuándo voy a poder viajar en avión.

No me quieren decir cuando me van a dejar salir a tomar el aire, a que me dé el sol y poder subirme en un avión y volar lejos de aquí.

Me ahogo, hay días que no puedo respirar, y no tiene que ver con la neumonía, sino con la rabia y la ansiedad que tengo acumulada y que presiona los pulmones.

Ese bocadillo a las 4 a.m.

Echo de menos ese bocadillo de choped que se te queda enganchado a la garganta en cualquier terminal de aeropuerto a las 4 de la mañana.

También esos transfer y enlaces, aunque sean con retraso en Dubai, Munich o Milán y esos tentenpiés a horas intempestivas en los vuelos transoceánicos.

Siento la ausencia de esas mantas y esas pelis que a, veces se oyen y se ven mal, si viajas en “ánimal class“, y hasta los/as auxiliares de vuelo que, en la mayoria de los casos, te cuidan como si fueras su hermano.

También me acuerdo de los preciosos fingers y hasta del Dutty Free, aunque ya muchas veces, no salga a cuenta comprar nada. Da igual. Paseo, deambulo, miro tiendas y perfumes…me distrae.

Extraño incluso la largas horas de espera para cambiar de vuelo o el terrorífico jet lag cuando viajo hacia el Este.

Mi amado slot, te extraño desde fuera, como pasajero y viajero, pero también desde dentro, desde la dirección de Operaciones Aeronáuticas y Aeroportuarias.

Síndrome de abstinencia

Puede que sea un yonki de los viajes, de los aviones y de los vuelos, porque llevo enganchado a esa droga desde hace muchos años.

Pero, ¿sabes qué es lo mejor, anhelado slot?, que cuanto mas viajo más tolerante me hago y más entiendo todas las culturas, religiones y razas.

Porque más allá de la experiencia del viaje en si, ver otros lugares y conocer otras gentes me ha abierto la mente y los ojos, y me ha doctorado en la aceptación de la diversidad y el respeto a todos.

Pero ahora, a los que viajábamos desde España, seamos españoles o no, no nos dejan salir porque nuestro Gobierno ha perdido el slot.

Y no porque se hayan quedado más del tiempo del estipulado en el Finger, y tengamos que pagar una tasa añadida por ello, sino porque las autoridades aeroportuarias nos han devuelto a la terminal de carga.

Por eso no sabemos cuando nos darán el visto bueno para el nuevo plan de vuelo y el despegue.

Personas “non gratas”

Los que vivimos en España somos unos apestados y no han puesto la cruz en 150 paises. ¿Español? Persona non grata.

Hay algunos gobiernos, como el de Andalucía, que quieren repartir bonos de hotel, no se sabe con qué criterio ni a quien, para incentivar el turismo de interior.

Yo creo que más que eso, se necesita una acción global que nos permita viajar por cualquier lugar de España sin distinción ni local, ni provincial ni autonómica.

Pero eso ya se verá, porque más que el bono hotel, tal vez antes sería más útil que nos dieran un bono de al menos diez sesiones para el psicólogo.

Así es que hasta que me dejen volver a disfrutar de ti, querido slot, me vuelvo a ver el porno al que me he enganchado en este confinamiento; es decir, el telediario.

  1. Los enanos y Tromp
  2. Pánico en el túnel
  3. Club de runners
  4. Contagio
  5. Instrucciones para John Howel
  6. Delivery al rescate
  7. Insomnio
  8. PCR
  9. Nadie se fía de nadie
  10. Los intereses creados
  11. Adiós a Benidorm
  12. La próxima pandemia
  13. La mala educación
  14. 30 segundos
  15. Dress Code
  16. Vuelva usté mañana
  17. La pinta
  18. María Magdalena
  19. Casablanca
  20. La magia se va al cielo
  21. Cuando éramos felices e indocumentados
  22. La hora del Planeta
  23. Facebook “connection”
  24. Los expertos
  25. E97, el submarino
  26. Los ojos de la guerra
  27. Ave que vuela, a la cazuela
  28. Vete de Alemania, Pepe
  29. La cuarentena del pimentón
  30. Francotiradores de Balcón
  31. La detonación
  32. La lista del “por si acaso”
  33. Operación Triunfo callejera
  34. Mi vecina
  35. El puente del Diablo
  36. Qué pongo para comer
  37. El retorno de la tele
  38. La conspiración
  39. Torra, el cenizo
  40. No, sin mi chandal
  41. Ese Trastorno Compulsivo protector
  42. Más que palabras

2 thoughts on “Querido slot”

  1. Me encanta ! Todo lo q publicas ! Es. Grato y más en estos momentos ya que mientras nosotros estamos de confínamiento tú sigues trabando para darnos estos deleites gracias de verdad gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *