La canción del verano

Parece que el coronavirus nos ha quitado muchas cosas, pero no ha podido con la caspa del verano en forma de canción pegadiza.

Ahora ha sido la inefable Leticia Sabater quien se ha propuesto recuperar la canción del verano con su tema: ¡Vete pal carajo, tra, tra!

Los expertos consultados no han sabido decirme si este título está dedicado a la cantante Rosalía, a los/as ex parejas que inundan nuestras RRSS pidiendo árnica amorosa o al Gobierno por el largo confinamiento.

Sea como fuere, el caso es que la letra se pega más que el Loctite, así que ten cuidado si la escuchas.

Producto de la tierra

Y es que la canción del verano siempre ha sido santo y seña, como la baca del coche o los paños de ganchillo, de nuestra España.

Quién no recuerda al sherif de este negocio, Georgie Dann (Yoryidán, para los amigos), con temas como El Bimbó, Carnaval, El Chiringuito y, sobre todo, La Barbacoa.

Lo del baile del Bimbó fue el acabose y lo de la Barbacoa más epico que la victoria de Samotracia.

Luego, sus ritmos pegadizos, entraron en una cierta decadencia con temas como el dinosaurio y el negro no puede, que tal vez eran presagio de que estaba quedándose antiguo y que el negro -aunque el era blanco y francés- ya no podía.

Decadencia

Así que el creador que, como Moisés, había apartado las aguas del mar Rojo del verano para que pasaran sus devotos hacia la tierra prometida, entraba en barrena.

Tampoco hay que negar que la competencia subió en decibelios, nunca mejor dicho, y esa moda de “comer todo el año” haciendo una sola canción llegó a oidos de Los del Río, con La Macarena; pero también a King Africa, con la Bomba o al mismísimo Enrique Iglesias, con Bailando.

Su éxito se basaba y se basa en repetir continuamente estribillos con frases o palabras pegajosas y pegadizas, como ahora el vete pal carajo de Leticia Sabater

Estribillo

De manera que lo importante es el el estribillo. Cuanto más pegadizo, mejor. No importa que se repita una, dos, tres o hasta siete veces: lo esencial es que se te quede en la cabeza y no salga ni con agua hirviendo.

Por eso hay ciertas sospechas de que el asesor del presidente Sánchez no sea Ivan Redondo sino Georgie Dann.

Eso explicaría las frases lapidarias y pegadizas que el Gobierno repite como si fueran títulos de canciones del verano como desescalada, confinamiento, nueva normalidad…

Por eso no me quejo, porque un poco de caspa en forma de canción del verano a la española o a lo latino (que Italia y Grecia son primos hermanos), puede hacer que se vendan más champúes .

Lo que, sin duda, incentivará el consumo que es lo que necesitaremos cuando abran todos los comercios y podamos salir sin vigilancia; es decir cuando Dios o Sánchez quieran.

Nuevo dúo

Ahora se rumorea que para eclipsar a Leticia Sabater, Simón e Illa, van a formar un dúo a lo Simon y Garfunkel -aunque con los papeles cambiados, ya que Simon, por pelamen, sería Garfunkel- para interpretar una nueva canción del verano que se iba a titular “vamos a la playa”.

Sin embargo, la idea se desestimó durante el último Consejo de Ministros porque podría interpretarse como plagio del dúo italiano Righeira, cuya canción, éxito en 1983, además, se convitió en una curiosa forma de aprender español para los ingleses.

Por eso el nuevo tema parece que ya está listo y se llamará : “el 21 seré más feliz que una perdiz, tra, tra, tra”.

Y es que, a pesar de la vigilancia del ministro Grande Marlaska, se ha filtrado un vídeo en el que se ve a Simón e Illa ensayando el tema y bailando como si fueran el mismísimo Leonardo Dantés y su baile del pañuelo.

El tiempo dirá si desbancan o no a Leticia Sabater.

  1. La jaula y el vacío
  2. Los vigilantes “de la paya”
  3. Tufo
  4. Comunicación
  5. Desclasificados
  6. En nombre del tiempo
  7. La memoria
  8. El cansancio del rebaño
  9. No me llames experto
  10. El “Raid” del turismo
  11. La nueva normalidad
  12. Cuando ya no importe
  13. Capricornio uno
  14. Que vuelven las pipas
  15. Polis de guardería
  16. Franciscanos
  17. Pelodrama
  18. El Nombre de la Rosa
  19. Un rayo de sol
  20. Pierre nodoyuna
  21. Encuentros en la tercera fase
  22. El Gym desconfinado
  23. Forrest Gump
  24. Querido slot
  25. Los enanos y Tromp
  26. Pánico en el túnel
  27. Club de runners
  28. Contagio
  29. Instrucciones para John Howel
  30. Delivery al rescate
  31. Insomnio
  32. PCR
  33. Nadie se fía de nadie
  34. Los intereses creados
  35. Adiós a Benidorm
  36. La próxima pandemia
  37. La mala educación
  38. 30 segundos
  39. Dress Code
  40. Vuelva usté mañana
  41. La pinta
  42. María Magdalena
  43. Casablanca
  44. La magia se va al cielo
  45. Cuando éramos felices e indocumentados
  46. La hora del Planeta
  47. Facebook “connection”
  48. Los expertos
  49. E97, el submarino
  50. Los ojos de la guerra
  51. Ave que vuela, a la cazuela
  52. Vete de Alemania, Pepe
  53. La cuarentena del pimentón
  54. Francotiradores de Balcón
  55. La detonación
  56. La lista del “por si acaso”
  57. Operación Triunfo callejera
  58. Mi vecina
  59. El puente del Diablo
  60. Qué pongo para comer
  61. El retorno de la tele
  62. La conspiración
  63. Torra, el cenizo
  64. No, sin mi chandal
  65. Ese Trastorno Compulsivo protector
  66. Más que palabras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *