Seis planes infalibles para disfrutar de la naturaleza

La naturaleza está de moda y no sólo porque la cumbre del clima celebrada en Glasgow nos haya puesto -a los terrícolas- la cara colorada por lo poco que cuidamos el Planeta, sino por muchas cosas mas.

Por ejemplo, porque hemos pasado mucho tiempo confinados y casi sin poder respirar…y ya es hora de hacerlo.

También porque la naturaleza, sea campo, mar o montaña, tiene que ver con una vida más saludable.

Asimismo, porque la corriente de la sostenibilidad es imparable y, finalmente, porque amamos la belleza. ¿O no?

Por todo esto y porque cuidar del Planeta por fin está de moda (esperemos que no se quede en una mera cuestión de marketing e intereses económicos), es por lo que os proponemos cinco planes infalibles (y únicos en el mundo)… y otros más que os pueden agradar.

En este reportaje nos hemos centrado en el paisaje y hemos «huido» incluso de los pueblos, aunque algunas de las localidades que están cerca de estos lugares, sean fantásticas.

Los lugares están numerados para hacer más fácil la lectura, pero el orden, en este caso, no significa nada.

Así que si estáis preparando el puente de diciembre, y aún no sabéis donde ir, seguro que estas sugerencias os vendrán muy bien.

1.- EL CAMINITO DEL REY

Definir lo que sentimos al recorrer el llamado «Caminito del Rey», en la provincia de Málaga, es indescriptible. El estómago lleno de mariposas revoloteando y la cabeza solo centrada en la aventura que íbamos a emprender.

¿Proposito? Pasarlo bien sobre estas pasarelas, otrora peligrosas, y ahora domesticadas para el regocijo de los afortunados que pueden recorrerlas.

Y decimos esto porque es muy difícil encontrar un hueco en la lista de visitas, así que, si te atreves, reserva ya.

Localizado en el interior de la provincia de Málaga, entre Ardales, Álora, y Antequera, el Caminito del Rey fue reabierto al público en marzo de 2015.

Hasta ese año, el recorrido discurría por unas pasarelas (las de los Gaitanes) tan deterioradas por el abandono, la climatología y el paso del tiempo que fueron consideradas las más peligrosas del mundo.

Y a juzgar por los restos visibles de aquéllas plataformas que aún se conservan por debajo del nuevo recorrido, se quedaron cortos en tal apreciación.

Las obras de este ‘camino de servicio’ concluyeron en 1905, aunque el espaldarazo definitivo se lo dio el rey Alfonso XIII, quien recorrió parte del sendero para inaugurar la presa y por eso, desde entonces, se llama así: caminito del Rey.

Un recorrido que, de algún modo, vino a completar la línea de ferrocarril diseñada para unir Málaga y Córdoba a finales del siglo XIX.

2.- LAS MÉDULAS

Las médulas son unas antiguas minas de oro, de la época romana, que están localizadas en El Bierzo, en la provincia de León.

Aunque no estamos seguros de que sea la zona más bonita de la provincia, porque toda ella es exhuberante en su paisaje y paisanaje, las Médulas son un lugar que tiene un encanto especial.

La historia es muy curiosa porque los restos que vemos hoy pertenecen a una antigua mina de oro excavada a cielo abierto por los romanos.

Nada se sabe, al menos oficialmente, de cómo supieron que en esas tierras arcillosas podría haber abundante oro, pero el caso es que lo sabían.

Y además se las apañaron para llevar hasta allí, hasta los montes de Orellán, el suficiente agua (a través de canales y cañerías) para lavar la tierra que iban excavando.

3.- LOS BUITRES DE TERUEL

Más naturaleza y esta vez «bailando con buitres». Se trata de ir a ver a estas rapaces guiados por la sapiencia y el cariño de un defensor de estos animales como es José Ramón Moragrega, apodado «Buitreman».

Hablamos de la masía Mas de Bunyol. (o Buñol), donde estas aves carroñeras, y en particular el buitre leonado, han encontrado su particular «Sangri-la» con un muladar que les provee de comida de forma regular.

El observatorio-masía es un proyecto conservacionista que ha financiado- y sigue financiando- con su pecunio particular desde hace 29 años Moragrega.

Un proyecto que corre el peligro de no continuar o extinguirse si los propietarios no reciben alguna aportación económica externa pública o privada que ayude a mantener el proyecto cuando Moragrega, que tiene 69 años, deje «su puesto».

Este lugar es único en Europa y está en la provincia de Teruel, cerca de la pedanía de Valderrobres, famosa, entre otras cosas, por ser la capital de la «toscana de Aragón«. Y yo que tu no me lo perdería.

4.- EL FAR WEST DE LAS BARDENAS REALES

Un viaje alucinante, eso es lo que supone llegar hasta el Parque Natural de la Bardenas Reales.

Alucinante y de alunizaje, porque por momentos parece que hubieras aterrizado sobre la superficie lunar o de otro satélite o planeta deshabitado.

También, puede, como nos pasó a nosotros, que al verlo te recuerde a las películas de vaqueros e imagines correr por sus meandros a perseguidores y perseguidos, a cuatreros, sioux o apaches chapoteando con sus caballos.

En estos parajes se han rodado y se ruedan numerosos spot publicitarios, vídeos musicales y hasta películas.

Y es que el Parque Natural, y Reserva de la Biosfera, de las Bardenas Reales, en Navarra, es más que un paisaje lunar o de película del oeste: es un trozo de naturaleza desértica que no deja indiferente a nadie.

Como tantos otros lugares, aparentemente inhóspitos de nuestra geografía (la isla de Lanzarote es un buen ejemplo), o se ama o se odia, sin término medio.

A nosotros nos encantó porque sus formaciones, creadas tras la erosión ocurrida durante millones de años sobre los suelos de arcillas, yesos y areniscas, resultan fastuosas y sorprendentes.

.

5.- LA RAYA Y EL ESCALERÓN

La Raya y el Escalerón o El Escalerón y la Raya, que tanto da, no son dos rutas de senderismo sino una.

Y es que cada uno de estos nombres se corresponde con una parte de los caminos que te llevarán hasta un lugar alucinante en la serranía de Cuenca: el desfiladero de La Raya.

Un lugar idílico con lago, montaña y un pueblo, Uña, pequeño y coqueto, enclavado en un lugar en el que alucinarás.

Para ver estos maravillosos acantilados, de más de 300 metros de altura, tendrás que llegar hasta Cuenca y tomar la carretera que lleva hasta la Ciudad Encantada.

Luego debes dirigirte en dirección a Villalba de la Sierra, a unos 30 km. de la capital, y 20 km. más allá te encontrarás con el pueblo de Uña. Allí está tu destino.

6.- LOARRE Y LOS MALLOS DE RIGLOS

Estamos enamorados del Castillo de Loarre, lo confesamos. Pero es que a su extraordinaria conservación, une que jamás fue conquistado.

Por si eso fuera poco, el director de cine Ridley Scott, entre otros, montó un buen tinglado para rodar en 2005 algunas escenas de su película el Reino de los Cielos.

Este castillo abadía, situado en la provincia de Huesca, es uno de los tres del mundo que cuenta con una iglesia románica -la iglesia de San Pedro y su Capilla Real- con cúpula y está considerada como la fortaleza románica mejor conservada de Europa. Casi nada.

Castillo de Loarre

En cuanto a los Mallos de Riglos, se trata de un lugar emblemático para quienes disfrutan con el subidón de adrenalina que suponen los saltos base.

Los Mallos son el resultado de la formación de los Pirineos y están formados por conglomerados de sedimento y cantos rodados de la época del Mioceno, cementados con grava y arena.

La erosión de las aguas de ríos que descendían hacia la antigua depresión del Ebro, provocaron ´sus bóvedas y forma caprichosas y gigantescas.

El espectáculo, por si mismo, sin necesidad de escaladas, saltos bases o rutas de senderismo (aunque existen señalizaciones para realizarlas) ya merece la pena.

Los Mallos de Riglos

MÁS PISTAS

Estos son los seis que hemos seleccionado, pero teníamos más. Aquí tienes algunas recomendaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.