La senda del oso y el desfiladero de las Xanas

La senda del oso es una de las excursiones más divertidas y enriquecedoras que se pueden hacer en Asturias.

Si, además, la combinamos (aunque se pueden separar), con un paseo por la ruta o desfiladero de las Xanas (hadas), tendremos un dos por uno alucinante.

Y es que si te gusta la naturaleza, y Asturias como dice su eslógan es un “paraiso natural”, has acertado de lleno porque es una comunidad autónoma increíble.

Babia

Pero antes de adentrarnos a Asturias permitidnos que os recomendemos, si pasais por la provincia de León, un paraje que linda territorialmente con ella.

Se trata de Babia, y tened cuidado, si vais en coche, de no despistaros y quedaros “embelesados” con Babia y su pantano.

Es alucinante y esta región leonesa una auténtica locura paisajística.

Vía verde

Volviendo al tema que nos ocupa, la senda del oso, es un recorrido que se hace en bicicleta (hay gente que lo hace andando) que discurre sobre una antigua vía férrea.

Como decimos la Vía Verde Senda del Oso, que es como se llama oficialmente, está construida sobre el trazado de un antiguo tren minero.

Este tren era utilizado para el transporte de carbón desde Entrago, en Teverga, y Santa Marina, en Quirós, hasta Trubia.

Precisamente, aquí tenéis el primer tip (truco) del recorrido y nuestro consejo: y es que hagais la ruta comenzando desde Entrago.

¿Por qué? Pues porque desde este pueblo el recorrido hasta Villanueva es practicamente llano o en ligera cuesta abajo.

Dos recorridos

La senda, tiene forma de “y” griega y por eso cuenta con dos opciones para realizar el trazado.

Aunque la página oficial de turismo de Asturias recomienda partir deTuñón hasta Cueva Huerta, nosotros, insistimos, te recomendamos lo contrario.

E igualmente, lo oficial sugiere la ruta deTuñón hasta Ricabo, lo cuál tampoco es muy acertado, si no eres un cicloturista avezado y quieres disfrutar del paisaje.

Ambas rutas comienzan en el área de descanso de Tuñón; pero son cuesta arriba.

Por eso, nosotros te recomendamos que subas hasta Entrago en coche y allí, por ejemplo en la empresa Teverastur, alquiles la bici y comiences la senda,

Inicio de ruta

Senda que sale al lado del aparcamiento de coches y el cuartel de la Guardia Civil.

Lo primero que verás es mucha vegetación y el rio Teverga te quedará a la derecha.

Precioso, inugualable, paz, tranquilidad, aire puro, naturaleza…todo en uno y a un ritmo de bici tranquilo.

Por eso no es raro encontrar a familias enteras haciendo cicloturismo por la zona y, por ello, también, lo suyo es que te asegures la plaza reservando online.

El recorrido pasa por distintos túneles excavados en roca y con el río Teverga siempre a la derecha, hasta el cruce del puente donde se funde con el río Trubia.

Tendrás que pasar al menos dos túneles más hasta encontrar un puente de madera por debajo del cuál avanza el rìo y precede a otro cruce de la carretera.

Las rocas escarpadas te escoltarán por gran parte del recorrido

Punto crucial

Desde este punto ya no tendrás que cruzarla más la carretera y, después de unos 7 km., llegarás a un punto donde la ruta hace esa “y”.

Este momento es crucial, porque tendrás que decidir si sigues bajando hasta Villanueva, llano y bajada, o subes por el otro lado de la “y”.

Nosotros te aconsejamos que vayas por el otro lado que, aunque es todo hacia arriba, es una ascensión muy llevadera, salvo el último tramo de 800 metros en el que la subida se hace más dura.

El embalse

Este tramo te llevará al precioso embalse de Valdemurio donde hay una presa, zona de descanso y restaurante.

Si llegaste hasta aquí, te habrás hinchado a hacer fotos maravillosas y aquí, sobre la pasarela de madera que cruza el embalse, tienes algunas mas.

Puedes seguir subiendo, porque hay más senda, pero si quieres hacer el recorrido en una mañana, yo que tu me volvería.

De esa forma, y volviendo por tus mismos pasos, ahora todo es bajada y disfrutarás de todo lo que te ofrece el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa.

Llegado de nuevo a la uve de la “y” griega, ya solo queda seguir el camino hasta el pueblo de Villanueva.

Antes de eso, te encontrarás con Proaza, el desfiladero de Peñas Juntas y la central eléctrica.

Osas

Asimismo, y previo al final de la etapa, hallarás uno de los alicientes de la ruta.

Hablamos del cercado osero en el que se encuentran las osas “Paca” y “Molina“.

Se trata de una superficie de monte de más de cuatro hectáreas totalmente cercada que les permite vivir en semilibertad.

Sin embargo, y depende de la hora a la que pases, puedes que no veas a ninguna de ellas, que es lo que nos pasó a nosotros.

Qué verás:

Roca, osos, vegetación, agua y paisajes espectaculares, además del Museo Etnográfico de Quirós, la Casa del Oso y el Parque de la Prehistoria, en Teverga.

Nuestro recorrido:

Desde Entrago al embalse de Valdemurio, y desde éste, al pueblo de Villanueva, con su precioso puente romano.

Llegada a Villanueva y su puente romano

Distancia y tiempo estimado (con paradas constantes):

Hicimos unos 27 km en 4 horas (Con paradas constantes para ver el paisaje y hacer fotos, y una parada larga en el pantano).

Recomendación:

Si no sabéis donde reservar las bicis, aquí tienes una recomendación ,TeverAstur, en Entrago-Teverga.

Todo perfecto.Tanto la atención del personal, las explicaciones, como el estado y calidad de las bicis.

Desfiladero de las Xanas

Si no estas muy cansada/o y te atreves con el reto, no muy lejos de la senda del oso tienes una ruta que es un referente en Asturias.

Nos referimos a la ruta o desfiladero de las Xanas (hadas): una caminata toda cuesta arriba que parece fácil, pero que entraña ciertos riesgos por la ausencia de quitamiedos en el sendero.

Y es que este recorrido, considerado el hermano pequeño de la famosa Garganta del Cares, según nuestra opinión, necesita acondicionamiento.

En algunos puntos está trazado a más de 80 metros sobre el río Viescas o de las Xanas, y los acantilados imponen.

¿Quién dijo miedo?

Pero a gastronomoyviajero no le detiene casi nada y ascender hasta la cima era un reto que, por supuesto, aceptamos.

Todo es subida y se tardan de dos a tres horas, dependdiendo del ritmo que impongamos, para hacer el recorrido entero.

Marcado en morado pordonde discurre el sendero

Qué verás:

En el trayecto, que discurre por un perfil rocoso y encañonado, veremos túneles, puentes, manantiales y muchos acantilados.

La segunda parte del recorrido, y una vez coronada la cima, la senda discurre a través de un frondoso bosque.

El paisaje, la vegetación y la fauna abruman, pero sobre todos ellos el elemento que predomina son las rocas escarpadas.

El recorrido

La ruta comienza cerca de la localidad de Villanueva. A la entrada de la empinada cuesta que conduce a la ruta, hay un pequeño párking para dejar el coche.

La senda fue construida en los años cincuenta con la intención de comunicar pueblos pertenecientes a tres municipios: Santo Adriano, Quirós y Proaza.

Sin embargo, el trabajo se quedó a medias, y a fe nuestra que esa dejadez está presente en todo el recorrido (el Gobierno asturiano fijarse en lo que se ha hecho en Andalucía para acondicionar el Caminito del Rey ).

El desfiladero propiamente dicho tiene una longitud dos kilómetros, con abismos verticales espectaculares de casi quinientos metros.

Estos precipicios son el resultado de la excavación de la montaña por el río Viescas en su descenso para confluir con el Trubia.

Entrada a uno de los túneles del recorrido

Asi que dejamos a vuestra elección subir o no, pero si lo hacéis y el día es caluroso, conviene que vayais por la mañana temprano.

¡Ah!, y tened mucho cuidado, porque hay zonas del sendero donde solo pasa una persona a la vez y las piedras del suelo son resbaladizas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *