Portugal: guía del norte

Portugal es uno de los primeros paises que vamos a poder visitar cuando se abran las fronteras.

Su cercanía con España, sus pueblos y ciudades, su gastronomía y hasta su relación calidad-precio lo hacen sumamente atractivo para el turista español.

Además, cuenta con lugares bellos y emblemáticos de interior y pueblos y ciudades costeras muy atractivas.

La siguiente guía recorre la parte noreste de Portugal y llega hasta el centro, excepto Lisboa, Estoril, Sintra y Cascais.

Visitarás Bragranza, Braga, Guimaraes, Oporto, Aveiro y Coimbra. Y como siempre con las pistas de qué ver y los mejores lugares dónde comer y disfrutar.

1.- Braganza

Braganza es la ciudad del noreste de Portugal más cercana a España.

De hecho, comparte con nosotros los famosos “arribes del Duero”, que aquí se llama Douro, y también los viñedos en bancada.

Y es que esta coqueta ciudad portuguesa lleva en su ADN el mestizaje no sólo por su proximidad a España, sino también por sus costumbres más próximas a Zamora que a Oporto, por decir algo.

Plaza da Sé, al atardecer

Capital de la preciosa región de Tras os Montes cuenta con una sierra, la de Montesiños, que aparte de naturaleza exhuberante, tiene una característica que la distingue del resto del territorio: un pueblo mitad portugués y mitad español.

2.- Braga

Braga es la tercera ciudad más grande de Portugal, por detrás de Lisboa Oporto.

Hay quien dice, con cierta razón, que es la ciudad de las iglesias y aunque tenga otros atractivos, si te gustan los templos santos aquí te vas a hinchar.

Y al menos dos de ellos son fabulosos. Uno es la Sé (catedral en portugués) y el otro es la Iglesia del Bom Jesús do Monte.

La otra protagonista de Braga tiene que ver con la gastronomía, porque aunque sea oriunda de Oporto (o eso dicen), la mejor francesiña se come aquí

Escaleras típicas de la catedral de Bom Jesús do Monte.

3.- Guimaraes

Guimaraes no solo es una de las ciudades más bonitas de Portugal, sino que ella representa el espíritu de la nación portuguesa.

Pocos saben que esta urbe tiene un pasado emblemático, puesto que aquí, en el siglo XII, se forjó la identidad nacional de este país ibérico e incluso de la lengua portuguesa.

De hecho, aquí nació en el año 1110 Afonso Henriques, el primer rey de Portugal, que inició desde este mismo lugar la principal ofensiva de reconquista contra los árabes que aquí llaman, con naturalidad, “moros”.

Una de las plazas centrales de Guimaraes

4.- Oporto

Oporto es la segunda ciudad más grande de Portugal después de Lisboa.

Se encuentra situada en la zona más septentrional del país, junto a la desembocadura del río Duero, y por eso la hemos bautizado como la dama del norte.

Dicen las crónicas históricas que Oporto fue fundamental para dar nombre al país, dado que antiguamente se la conocía como Cale.

Era una pequeña aldea celta a la que los romanos le añadieron un importante puerto, al que se conocía como Puerto de Cale, o Portus Cale, lo cual derivaría sintácticamente en la palabra Portugal.

El puente de hierro característico de Oporto

5.-Aveiro

A los habitantes de Aveiro no les gusta que los visitantes llamen a esta ciudad del centro de Portugal la Venecia portuguesa.

Y tienen razón, porque salvo en que tienen canales, no se parecen en nada.

Si esto fuera un concurso de belleza arquitectónica no habría duda en quien sería Miss Canaletto (Venecia), pero, con todas las salvedades del mundo, Aveiro es una ciudad realmente bonita.

¿Tiene canales? Cierto. ¿Tiene centro histórico? Cierto ¿Está al lado del mar? Por supuesto. ¿Es señorial? Correcto ¿Es turística? Mucho, a nada que pasa la primavera….

Podríamos estar respondiendo a este test infinito hablando y hablando de lo mono, monísimo que es Aveiro y de que al llegar al centro te encuentres de sopetón con sus canales.

Los moliceiros son los barcos típicos de Aveiro que se utilizaban para transportar la sal

6.- Coimbra

Coimbra fue la capital medieval de Portugal durante más de un siglo y es la sede de la universidad más grande del país desde hace 500 años.

Así que no es de extrañar que esta ciudad sea tan importante en la historia portuguesa.

Está situada junto a la ladera del río Mondego y tiene unas cuantas cuestecitas que, por supuesto, se pueden hacer a pie, por lo menos las que llevan hasta el casco viejo que está, justamente, en lo más alto de la colina.

Una forma interesante de recorrerla es situarse en el Arco (árabe) de Almedina y llegar hasta la Torre del Reloj, que es uno de los edificios más emblemáticos de la antigua universidad de Coimbra.

Y es que, todo en Coimbra pasa por la universidad, por la vida universitaria y los estudiantes.

Además guarda una joya increible con una historia espectacular : la Biblioteca Joanina, con los murciélagos custodiando sus incunables.

La plaza de la famosa Universidad con la Torre del reloj

7.- Capela do Senhor da Pedra

La Ermita del señor de la Piedra es uno de los lugares más espectaculares a las afueras de Oporto.

En dirección a Vila Nova de Gaia y Aveiro es un lugar que no os debeis perder por nada del mundo.

Misteriosa, está construida sobre una roca. Hay leyendas que dicen que se edificó tras un naufragio ocurrido hacia 1947.

A ella se accede por una playa de arena fina que, por las mañanas es casi invisible por culpa de la niebla.

El autor del reportaje frente a la ermita

Pero, de pronto, aparece y son muchos los fieles que se acercan hasta ella …en bañador. Y este hecho no le quita solemnidad en absoluto.

La ermita está dentro del mar y cuando sube la marea queda como un islote.

Nosotros pasamos allí un buen rato -horas- mirando cómo las olas del mar, absolutamente enbravecido, rompía sin descanso contra las piedras.

La capilla, que no es muy bonita por dentro, cuenta con tres altares de estilo rococó: el central con un Cristo crucificado, otro con la Virgen de Fátima y el tercero con la imagen de Santa Catalina de Alejandría.

La gente que llega hasta aquí suele ser de los pueblos de al lado, asi que el turismo es escaso.

Pero, os digo una cosa, si quereis meditar con la brisa del océanos recorriendo vuestro cuerpo y vuestra alma, este es el sitio.

Mira, reza, medita, observa,entrarás en el nirvana de la paz del espíritu. Creo que hemos sido bastante explícitos.

2 thoughts on “Portugal: guía del norte”

  1. Muy buena seleccion de lugares, fantásticos todos, y como colofón la Ermita que como bién dices, sería un error imperdonable saltarse, Maravillosa ruta!! 👌

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *