Siete destinos internacionales para disfrutar este verano

Seguro que alguna vez has soñado con viajar a estos siete destinos internacionales. Como ya estamos en verano, hemos eliminado alguno que debería estar, como Petra, por ejemplo, por cuestiones climáticas, pero todos ellos, por una u otra razón, son objeto de deseo por los turistas españoles.

Asimismo, hemos obviado los que únicamente ofrecen turismo de sol y playa (aunque en algunos de ellos las playas existen y son de obligada visita), y nos hemos centrado en los que ofrecen una experiencia global.

De lo que no nos hemos olvidado en estos siete destinos internacionales a los que viajar este verano es de la gastronomía.

No en vano, más de la mitad de los españoles (56 %) deciden su destino en función de ello, lo que vuelve a confirmar, por si no estaba claro, que la experiencia gastronómica tiene mucho que ver en nuestra toma de decisiones.

Estos son los siete destinos internacionales (con los que siempre has soñado) para disfrutar este verano.

1.- Nueva York

Este año -como casi todos los años- Nueva York vuelve a ser tendencia en las reservas de viajes, sobre todo en las reservas desde Madrid y Barcelona.

Y es que “la ciudad de los rascacielos” es “objeto de deseo” por su idiosincrasia arquitectónica, sus lugares emblemáticos, su gastronomía, sus compras, y su oferta cultural.

Nadie se resiste al poderoso influjo de New York y no nos extraña nada.

Qué ver y dónde comer en NY

2.- Bangkok

Tailandia, en general, y Bangkok, en particular, son uno de esos destinos con los que la mayoría soñamos conocer algún día.

Bien es cierto, que desde España, muchas veces “nos tira para atrás” la distancia y las horas de vuelo (entre 16 y 24, según compañías y escalas), pero eso no quita que sea un destino que, este año, junto a Tokyo y Nueva York haya sido elegido como el más demandado por los españoles.

Pero, aparte de la gastronomía “buena, bonita y barata”, visitar templos budistas es, sin duda, una de las mejores cosas que se pueden hacer en Bangkok.

Y para hacerlo nada mejor que utilizar los barcos que navegan por el río Chao Phraya, que hacen las funciones de un bus.

Hay viajeros que dicen que no les gusta Bangkok, pero para nosotros es una metrópoli increíble: diversa, atractiva, impresionante, inmensa, maravillosa… ¿Mas adjetivos calificativos? Y además cuenta con una oferta gastronómica increible. No te lo pierdas.

Qué ver y dónde comer en Bangkok

  • Gran Palacio Real
  • Templo de Wat Po
  • Wat Arun
  • Templo de mármol
  • Yaowarat (barrio Chino)
  • Kao San Road
  • Compras
  • Otros lugares de Tailandia: Chiang Mai y Phuket
  • Comer: Jai Fay, Guay Jub Ouan Pochana,  Il Fumo , Krua Apsorn y Paste.

3.- Riviera Maya

La Riviera Maya es otro de los destinos soñados. Y eso que este año, con la plaga de algas que llegan desde el norte de Brasil, parece que ha decaído un poco su demanda.

Aún así es un destino tremendo que lo tiene todo y en el que destacan lugares tan míticos como Chichén Itzá, Tulum, las tortugas de Akumal o cenotes como el de It Kill.

A nada que te sumergas en la cultura Maya, quedarás enganchado para siempre. Y si viajas con tus hijos, y están en edad de comprender y asimilar enseñanzas, será un viaje (también cultural) que nunca olvidarán.

Qué ver y dónde comer en Riviera Maya

4.- Bergen

Los Fiordos noruegos siguen teniendo un gran tirón turístico. Y es que hay nombres y topónimos geográficos que por si mismos generan endorfinas en nuestros cerebros, máxime ahora que están tan cerca las vacaciones veraniegas.

Decir Fiordos es como decir Jamaica o Petra, estos dos últimos descartados como destino en esta selección por distintas razones de peso. En lo que respecta a Jamaica, porque ya no hay vuelo directo desde España y hay que pasar un calvario de transfers hasta llegar y, en el segundo, por el calor que pega de lo lindo en esta época del año en Jordania.

Justo lo contrario que los Fiordos que, por mucho calor que haga, siempre guardará las noches frescas para los turistas y, además, unos días que se hacen eternos por la cercanía del solsticio de verano, con lo cuál el tiempo se aprovecha al máximo, vamos, como si fuera un “jamón turístico”.

Qué ver y dónde comer en Bergen

  • Barrio de Bryggen
  • Monte Floyen
  • Fuerte de Bergenhus (torre de Ronsenkraantzm)
  • Iglesia de Korskirken
  • Calle peatonal Skostredet
  • En los Fiordos: Stavanger, Tren de Flam, Geiranger, Fiordo de los Sueños y glaciar Jostedal
  • Comer: El más destacable es Bryggeloftet &Stuene . Otra opción Bare Vestland y el 1877 que cambia el menú según la estación del año.

5.- Siena

No hemos querido referirnos, una vez más, a Florencia, que aparte de ser la capital de la Toscana, es la ciudad más bella del mundo, por no repetirnos.

Así que traemos aquí a su “hermana pequeña”, Siena, no sólo por estar a la altura de las circunstancias, sino porque en los meses de julio y agosto se celebra la famosa fiesta de “El Palio” y su famosa carrera de caballos.

En esta carrera se enfrentan las distintas contradas o distritos de la ciudad. De origen medieval, la competición se desarrolla dos veces al año: el 2 de julio se corre el Palio di Provenzano y el 16 de agosto el Palio dell’Assunta.

Además de eso, La Toscana entera, merece tanto la pena como la región de Apulia, pero a diferencia de la segunda, más desconocida, la sola posibilidad de pasar un verano en la Toscana ya transporta el cerebro hacia el territorio de lo más apetecible.

Qué ver y dónde comer en la Toscana

  • Lucca, Siena, Florencia y Pisa son las ciudades más importantes de la Toscana y cada una es distinta y única. Los monumentos son tan numerosos que es mejor que consulteis los links de cada una de ellas.
  • Comer: En Lucca te recomenamos Giglio y en las afueras Il Diavoletti; en Florencia, Mario, Del Fagioli, Il Santo Bevitore y Trattoria Cibreo-Cibeino; en Siena, Taverna San Giuseppe y en San Quirico D’Orcia Taverna de Barbarossa y, sobre todo, Taverna Da Ciaco; finalmente, en Pisa, Squisitia y la Osteria dei Cavalieri. Y a las afueras, en San Miniato, l’Upupa.   

6.- Rovinj

A Rovinj, que no es una isla como piensan algunos, sino una península (territorio rodeado de agua por todas partes menos por una, como reza la definición clásica de cuando se estudiaba geografía universal), le pasa lo mismo que a Siena: que puede ser el estandarte de una regíón croata, Istria, superatractiva.

Aquí hay de todo: la ciudad más pequeña del mundo, los parajes adriáticos más conmovedores, las ciudades más pintorescas, las ruinas romanas más impresionantes….y un rezumo a Italia y a la antigua república veneciana que sorprende.

Y es que Istria, al noroeste de Croacia, quisiera ser Italia o, lo que es lo mismo, tiene un pasado tan italiano que hasta la toponimia urbana o rural está en los dos idiomas.

Así Rovinj, en croata, es Rovigno, en italiano, y a nadie le importa esta doble identidad. Es lo que tiene ser multicultural, que suele eliminar la caspa de los nacionalismos, como si fuera un champú cultureta.

Qué ver y dónde comer en Istria

  • Rovinj
  • Anfiteatro romano de Pula
  • Basílica Eufrasiana en Porec
  • Hum, la ciudad más pequeña del mundo
  • Groznjan, el pueblo de los artistas
  • Novigrad
  • Comer: En Rovinj, Barba Danilo y en Porec, Konoba Daniela.

7.- Tokio

Como ocurre con Nueva York y Bangkok, parece que Tokio es el tercer destino al que los españoles queremos ir, gastronómicamente hablando.

La capital de Japón, del sushi, el ramen y el pescado crudo en general, es una de las mecas de la “cultura culinaria mundial”.

Además de eso, Japón es el lugar con mayor longevidad del mundo (España es la segunda, pero parece ser que la adelantará en los albores del año 2040) y eso es gracias a su pescado.

Sus costumbres ancentrales, los samurais, sus edificios singulares, el monte Fuji y el Tatemae, son algunas de los lugares y actitudes que te interesará conocer.

Uno de los mayores frenos para viajar hasta allí es, aparte de ser un país caro con un alto nivel de vida, la distancia, ya que se tardan entre 14 y 21 horas en llegar.

Un consejo: el Japan Rail Pass es la forma más cómoda y económica para descubrir Japón. Durante 7, 4 o 21 días, podréis hacer viajes ilimitados en los trenes de JR a los principales lugares turísticos japoneses. Incluso podréis viajar en los impresionantes trenes bala Shinkansen. Eso sí, este pase cuesta unos 280 €.

Qué ver y donde comer en Tokio

  • Asakusa, Shibuya, Akihabara ( famoso entre otras cosas, por sus tiendas de manga y anime ), son los barrios principales de Tokio
  • Palacio Imperial de Tokio
  • Fortaleza de Edo
  • Templo Senso-Ji
  • Mirador del Tembo Deck
  • Avenida Omotesandō (conocida como “los Campos Elíseos” nipones)
  • Monte Fuji y el lago Kawaguchi
  • Niko, Patrimonio de la Humanidad desde 1999, es uno de los lugares más bonitos que se pueden visitar desde Tokio.
  • Aparte de los carísimos estrellas Michelin de Tokio, que hay más que en París, los mejores restaurantes en calidad precio son el Han no Daidokoro Kadochika y el Han no Daidokoro Honten, en el distrito de Shibuya y el Ise Sueyoshi, en Minato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *