Cozinha da Sé, la catedral culinaria de Braga

El restaurante Cozinha de Sé, literalmente “la cocina de la catedral”, revela la situación privilegiada de este restaurante, muy cercano al templo católico más emblemático de Braga, al norte de Portugal.

Antes, el local estaba situado 100 metros más abajo de la calle donde reside el actual, que ha cambiado en su forma, pero no en su fondo; es decir, en la calidad de su cocina.

Lo reconoceréis facilmente porque la casa de tres plantas donde está ubicado es de color azul celeste por fuera, y blanco y madera inmaculada por dentro.

Ricardo Pereira, propietario del restaurante

El restaurante

El lugar tiene terraza; una terraza que da a una plaza tranquila frente a un centro de mayores donde los jubilados se distraen viendo pasar los clientes que aquí, ya lo adelantamos, son muchos.

Como hemos dicho, el restaurante está muy bien situado, muy cerca de la Sé o catedral, aunque en una calle más tranquila, donde Ricardo Pereira, el propietario, y su familia han conseguido que este lugar, al frente del cuál lleva desde que cumplió 25 años, sea un referente en Braga.

Aquí pueden almorzar o yantar (comer y cenar) unos 65 comensales, más otros 18 si contamos la terraza. La carta casi siempre dispone de los mismos platos por aclamación de los clientes, pero se va actualizando gota a gota, dependiendo de la temporada.

Tercera planta del restaurante Cozinha da Se

Bacalao da Sé

En carta, como en su nombre, todo lo importante lleva el sello “da Sé”. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con el bacalao “da Se” (14 €), cocinado de forma tradicional, confitado en aceite, rebozado y servido junto a una especie de pisto, mas sus patatas fritas.

Bacalao da Se

Está tan exacto de sal que roza el sabor perfecto. Es un bacalao estilo Braga y cocina da Se, como “sostiene” Pereira, y un auténtico acierto para satisfacer el paladar del comensal mas exigente .

Otros de los “hits” de sus elaboraciones son el secreto ibérico y, como no, el Alheira (5,5o€), esta vez elaborado a base de carne de caza.

Nuevamente, el Alheira aparece en la cocina del norte de Portugal

Rico, como de costumbre, y este crunchi, crunchi y sin gota de grasa, que nos apasiona.

El valor de las castañas

El secreto ibérico (12,50€) llevaba, además de la comporta de manzana, otro producto típico del norte de Portugal como son las castañas. Una combinación letal para los sentidos con la manzana como colaboradora necesaria para reducir grasa.

Esta región es prolija en castaños y utilizan el fruto de este árbol como materia prima para casi todo. De hecho, en Braganza, donde también las tomamos en distintas modalidades, hay incluso un museo (Marron Oficina da Castanha) dedicado a ellas.

Secreto ibérico con compota de manzana y castañas

En carta, otra de las opciones que aquí pide mucha gente es el arroz con rape (fresco), el cuál no probamos, pero que vimos en una mesa cercana y tenía una pinta estupenda. El precio para 2 personas es de 26 €

Postre con el Abade Priscos

Hay platos y nombres que ya habréis leido en otros post (y seguireis leyendo) en este viaje alucinante por el Norte de Portugal: el alheira, el polvo, el vitelo, las castañas, la francesinha…y en los postres, el famoso tocino de cielo cocinado con la receta del abad de Priscos.

Y es que, por aquello de comparar, no pudimos resistirnos, una vez mas, a probar otra versión del puding de tocino de cielo a la portuguesa, o Puding del Abade Priscos, que es el típico de Braga.

Pudding del Abade Priscos

Superdulce tiene un sabor final como a almendras. Cada preparación de este postre lleva (para cuatro personas), ½ kilo de azúcar, 125 ml. de agua, 15 gr. de tocino, 15 yemas de huevo y 3 copas de Oporto, aparte del caramelo. Increíble.

Los postres están en torno a los 3 y 4 € euros y tienen la variedad suficiente para satisfacer todos los gustos. Por eso, también puedes elegir la crep de chocolate con helado de vainilla, el strudel de manzana o la pannacota.

Cremoso de mango, fuera de carta, por gentileza del chef

Como se ve, ningún precio desorbitado y con raciones opulentas en un local de lujo en todos los aspectos.

El interiorismo transmite sosiego, tranquilidad, con colores claros y madera.. y Ricardo Pereira, el propietario, siempre está dispuesto a saludar a su distinguida clientela uno a uno y a complacer sus deseos gastronómicos.

Nada se deja aquí al azar, y sus secretos culinarios desembocan directamente, gracias a la amabilidad y profesionalidad del personal, en un torrente de sensaciones que van de la cocina a la mesa.

Terraza exterior del restaurante Cozinha da Se

Desde 2013 Cozinha da Sé está recomendado por la Guia Michelin, pero aún no le han otorgado la categoría Bib Gourmand que sin duda merece. Así que los inspectores de la famosa Guía ya tienen nuestra recomendación y nuestro voto. Y el resto….no os lo perdáis en vuestra visita a la ciudad de Braga.

Escalera y bodeda del restaurante

El menú

  • Melón y jamón
  • Alheira a la brasa
  • Bacalao da Sé
  • Secreto ibérico con compota de manzana y castañas
  • Pudding del Abade Priscos
  • Cremoso de mango (fuera de carta)
  • Vino: tinto, Monte das Servas. Alentejo.

Cozinha da Sé. Rua Dom Frei Caetano Brandao, 129. Braga. Telf. 253 277 343. 912 068 881. www.cozinhadase.pt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *