Las 10 Plazas más bellas de Europa

Puede que no estén todas las que lo son, pero si lo son todas las que están. Así que agárrate a la silla y disfruta con esta selección de las 10 Plazas más bellas de Europa.

It may not be all of them that are, but all of them are. So hang on to the chair and enjoy this selection of the 10 most beautiful places in Europe.

Hay países que repiten, pero, qué se le va a hacer. Es como la genética. Si los padres son físicamente agraciados, lo normal es que los hijos lo sean, y así pasa con estas maravillosas ciudades y sus correspondientes plazas.

There are countries that repeat, but what are you going to do? It’s like genetics. If the parents are beautiful, the normal thing is that the children are beautiful and this is what happens with these wonderful cities and their places.

Todas ellas tienen un rasgo en común y es que el lugar, la plaza, es capaz de definir por sí misma a la ciudad. De hecho, todos los lugares son míticos y pertenecen al grupo de los que, sí o sí, hay que ver por lo menos una vez en la vida.

All of them have a common feature and that is that the place, the square, is capable of defining the city by itself. In fact, all places are mythical and they are the ones that must be seen at least once in a lifetime.

Estas son nuestras guest stars.

These are our guest stars.

1.- Plaza de San Marcos, Venecia

La plaza de San Marcos se encuentra (y es) en el corazón de Venecia. Allí están los edificios más representativos de la ciudad como la Basílica que le da nombre, el Palacio Ducal, la Torre del Reloj, el Campanile, las columnas de San Marco y San Teodoro y el Puente de los Suspiros.

Pero “el salón de Europa”, como lo bautizó Napoleón, sufrió un gran riesgo puesto que el militar corso estuvo a punto de destrozar gran parte de sus bellezas (alguna trastada hizo, como por ejemplo, secuestrar y desvalijar el Bucintoro, el barco del Dux de Venecia, solo porque la república  no quiso aliarse con él a finales del siglo XVIII).

Palacio Ducal

Y es que Napoleón y el imperio austriaco, con el que La República de la Serenisima entró en guerra en el XIX, fueron los dos grandes saqueadores y atilas destructivos de la ciudad.

En 1849 y tras unión de Venecia a Italia, los austricacos destruyeron gran parte de la ciudad y ésta se rindió. Comenzó entonces una guerra entre Italia y Austria que luego acabó con la cesión de Venecia a Italia por un módico precio.

Plaza de San Marcos

2.- Plaza de la Ciudad Vieja, Praga

La plaza de la Ciudad Vieja (Stare Mesto), en Praga, República Checa, es otra de las maravillas del mundo que a nadie deja indiferente.

En la misma, aparte del ayuntamiento, podremos disfrutar con la vista del monumento a Jan Hus, La Torre, y el reloj Astronómico, entre otros monumentos valiosos.

Torre del reloj en Stare Mesto

Praga es el escenario más romántico y probablemente una de las ciudades centroeuropeas más bonita que se puede visitar. Su corazón es tan Bohemia como su piel, así que si vas allí déjate seducir.

Panorámica de la Plaza de la Ciudad Vieja

3.-Plaza del Mercado,Cracovia

Algunos sostienen que Cracovia es la ciudad más bella de Polonia, pero, sea cierto o no, de lo que no cabe ninguna duda es de que es la más completa.

La Plaza del Mercado es el centro histórico y el lugar desde el que parten todos los ‘destinos’ visitables de la ciudad.

Allí verás unos coches tirados por caballos que son conducidos por ‘choferesas’, que diría el ínclito escritor Camilo José Cela, ataviadas con trajes de época.

La torre desde la que el trompetista interpreta el Hejnał Mariacki 

La plaza cuenta con numerosos edificios interesantes, como el mercado central, también llamado Lonja de los Paños, uno de los iconos de Cracovia que fue erigido Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978, la Catedral y el Ayuntamiento.

Desde una de las torres de la catedral, y las 12 de la mañana, un trompetista –dicen que, en realidad, son varios bomberos que se dan relevos para subir hasta la torre de la Catedral de Santa María- interpreta una melodía que se conoce como Hejnał Mariacki y tiene 700 años de antigüedad. No te lo pierdas.

La lonja de los paños, en el centro, es Patrimonio de la Humanidad

4.- Piazza della Signoria, Florencia

A esta bellísima plaza de Florencia no le hemos querido traducir el nombre por respeto a una ciudad que a nosotros nos parece la más bonita del mundo.

Desde Il Duomo, a la Galeria de los Ufizzi, pasando por Palacio Vecchio, la Piazza della SignoriaLa Academia, el Palazzo Piti, el Ponte VecchioSanta María di FioreSanta Croce

Todo es espectacular y abrumador, por eso es fácil enamorarse con y de esta ciudad, capital de la Toscana, y a mucha honra.

El David “falso” de Miguel Angel

Allí nació Dante Alighieri, y algunos genios como Miguel Ángel, Brunelleschi, Botticelli, Leonardo…dejaron su huella en parte como consecuencia del poder y el dinero de la Familia Medici (los médicos) auténticos mecenas casi sin límite.

La plaza es una “boutade” completa. Custodiada por el increible café Rivoire, en ella descansa el Palazzo Vecchio, la famosa fuente del Tritone y de Neptuno construída por Bartolomeo Ammannati, además de una réplica del David, de Miguel Angel, cuyo original se encuentra en la Academia.

Solo podemos añadir que si aún no habéis estado en Florencia, ya estais tardando.

Piazza della Signoria

5.- Palacio de Diocleciano, Split

El Palacio del Diocleciano, en Split, Croacia, tiene forma de plaza y era el “chalé” en la costa adriática de este emperador romano que fue perseguido por “ser buen gobernante”.

Diocleciano fue un emperador atípico, no solo por las reformas que emprendió -una de las más interesantes fue su edicto sobre precios máximos que pretendía poner fin a la inflación reinante fijando un máximo controlado por el Estado-, sino por el fortalecimiento de la estructura militar.

Palacio de Diocleciano al atardecer

En el siglo IV, abdicó y fue peseguido por Majencio y Constantino, sus sucesores, en la que ha sido considerada como la más tenaz persecución oficial del Imperio Romano contra los cristianos.

Pero no solo no lograron su objetivo, sino que a partir del año 324 el cristianismo se convirtió en la religión mayoritaria del Imperio.

Desde su abdicación, Diocleciano se retiró a su Palacio en la costa Dálmata y desde el cuál se forjó la actual ciudad de Split.

Justo al lado del Palacio están la catedral de Split y la maravillosa plaza Narodni, la del Ayuntamiento. con su reloj y sus animadas terrazas.

La preciosísima plaza de Narodni. Fijaros especialmente en la torre y el reloj

6.- Plaza del Mercado, Breslavia

Breslavia o Wroclaw es una de las ciudades más sorprendentes de Polonia. Y por eso es incomprensible que casi siempre quede fuera de los circuitos de las agencias de viaje.

Pero para eso estamos nosotros; para descubrirte joyas como esta escondidas en el oeste de “Polska”, casi en la frontera con Alemania.

Ayuntamiento de Breslavia

Breslavia está bañada por el río Odra cuyo cauce y canales forman 12 islas y un total de 130 puentes.

Para nosotros su Plaza del Mercado es la más bonita de Polonia. Coqueta, romántica, abarcable…es espectacular desde todas las perpectivas.

Decimos eso, porque es preciso subir hasta la torre de la Iglesia de Santa Isabel (Kosciol Sw.Elzbiety) para contemplarla desde arriba: increíble, sublime, no hay suficientes adjetivos para definirla.

La plaza desde la torre de la Iiglesia de Santa Isabel

7.- Puerto de Vagen y Bryggen, Bergen

Bergen, es la segunda ciudad más grande de Noruega, después de Oslo, la capital, y la puerta de entrada a los Fiordos.

Su puerto, el barrio de Vagen y las casas de la Liga Hanseática forman, en sí mismas, una plaza alrededor de la bahía.

Precisamente, estas casas de madera, que se están hundiendo en el lodo del puerto, forman parte del Bergen medieval (Bryggen) fundado en el siglo XII.

Casas en el barrio de Bryggen, en Bergen, Noruega

Inicialmente, fue el refugio de comerciantes alemanes (La Liga Hanseática), suecos y rusos que recalaron en el puerto noruego para comercializar bacalao e hicieron allí su propio barrio.

Sus casas hoy son museos en los que aún se aprecia cómo era la vida entonces.

Aparte de daros un ‘garbeo’ por las intrincadas callejuelas de este barrio, otro de los atractivos de la ciudad es acercarse hasta Overgaten, justo detrás del muelle de Bryggen, para subir en el funicular que os llevará hasta la cima del monte Floyen.

Allí, aparte de unas vistas excepcionales, os esperan los personajes mas conocidos de Noruega: los trolls; una especie de ogros que pueden ser buenos o malos, según la leyenda que se elija, pero, en cualquier caso, entrañables.

Las casas de madera de la Liga Hanseática en Bergen

8.- Stradun, Dubrovnic

Dubrovnic se encuentra a unos 500 km. de Zagreb, la capital, y es, sin duda, la ciudad más turística de Croacia.

Su muralla con 16 torres es paseable. Pero hay mucho que ver y todo parte de su calle principal o Stradun: la puerta de Pile, La Placa, la Plaza luza, y, sobre todo, el Palacio de los Sponza y la iglesia de San Blas.

Otro de los monumentos importantes de Dubrovnik es el Palacio de los Rectores (Knežev dvor) que fue la sede del gobierno y del rector en los tiempos en que Dubrovnik fue una república independiente, y la espectacular Catedral de Velika Gospa, que fue construida en 1192.

Con 1400 años de historia esta Catedral, fue el lugar del rodaje de varias escenas de la serie “Juego de Tronos”. La serie que, confesamos, nosotros nunca hemos visto.

Dubrovnic desde el monte Srd (400m.) donde se puede subir en teleférico o taxi

9.- Bastión de los pescadores, Budapest

Budapest está sembrada por nueve puentes (dos de ellos ferroviarios) entre cuyas estructuras se organiza cada año en agosto una carrera de avionetas, la Red Bull Air Race tan espectacular como vertiginosa, que este 2019 han traslado al lago Balatón.

Pero si hay que elegir un puente emblemático ése es el de las Cadenas Puente que posee una leyenda que dice que el ingeniero que lo construyó, Adam Clark, no pudo perdonarse a si mismo haber olvidado las lenguas de los leones que custodian la entrada a la pasarela y se suicidó.

Sea como fuere, el caso es que una buena forma de iniciar la visita a la ciudad es dirigirse hasta la plaza que da nombre al extinto ingeniero y desde allí tomar el funicular que lleva directamente a la colina de Buda.

Sobre ella se encuentra el precioso Bastión de los Pescadores desde donde se divisa la mejor panorámica de la ciudad.

En esta zona antigua de Budapest podrás visitar el Castillo y Palacio Real, que hoy son sede de varios museos y la Galería Nacional de Hungría, el Palacio Sandor, residencia oficial del presidente, así como la Iglesia de Matías, transformada en mezquita por los turcos y reconstruida posteriormente en estilo barroco.

Bastión de los pescadores

10.- Grand Place, Bruselas

La Grand Place de Bruselas es el corazón geográfico, histórico y comercial de la ciudad.

Adoquinada de principio a fin es, sin duda, (con permiso de Brujas) la plaza del siglo XVII más bonita de Bélgica.

Pero, como en Venecia, en el siglo XVII los cañones del ejército francés destruyeron gran parte de los edificios de la plaza y por eso los que hay en la actualidad son reconstrucciones, excepto el Ayuntamiento, que es original.

Muy cerca de allí está la tienda oficial de un bruselense de pro, Hergé, creador de las aventuras de Tintín y Milú, y también el bar “Le Roy d´Espagne”, famoso por sus vistas maravillosas y su cerveza.

El Hotel de Ville o Ayuntamiento es la joya arquitectónica más importante y más antigua de la plaza.

Además hay otros monumentos importantes como la Casa del Rey , la Maison des Ducs de Brabant, Le Pigeon, la casa donde se alojó Victor Hugo; Le Renard y Le Cornet.

No te olvides de tocar el brazo de la estatua de Everad´t Serclaes, ejecutado en el Siglo XIV mientras defendía Bruselas, porque da buena suerte, y acuérdate de tomarte unos buenos mejillones que, en Bruselas, son ley.

NOTA DE LOS AUTORES***Pedimos “disculpas imaginarias” a Madrid, París, Lisboa, Londres, Viena, Amsterdam, Estocolmo, Copenhague, Roma, Moscú… que se han quedado fuera de esta selección por poco margen de puntos, aunque seguro que lo merecían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *