Plaza de Toros, el coso gastronómico de Antequera

El restaurante Plaza de Toros de Antequera es una institución gastronómica en el pueblo. Y su cercanía al albero hace que casi se escuche el gentío que puede jalear al morlaco y/o al torero en cualquier tarde memorable.

El restaurante y el Coso

Y es que Antequera sorprende por los tesoros que guarda. Viviendo casi siempre a la sombra de Ronda, la romántica, la bella, la bandolera.

Pero Antequera tiene muchas cosas que decir desde el punto de vista turístico, monumental, arquitectónico y gastronómico.

Una de las salas del restaurante

Además del Castillo -Alcazaba que se alza solemne sobre la ciudad, los dolmenes y, sobre todo, el Torcal, con sus tornillos de piedra desafiando a los elementos y alegrando la vida de los viajeros, hacen de Antequera un lugar único, maravilloso y sorprendente.

Restaurante y paseillo

El restaurante, situado bajo los tendidos del coso, tiene una carta bastante amplia, seguramente para satisfacer todo tipo de paladares.

Entre su clientela hay muchos comensales extranjeros atraidos seguramente por el marco monumental en el que se encuentra y también por la cocina honesta que se desarrolla.

Porra antequerana

La Sala

En sala, Javier Arcos (copropietario con su esposa, Inmaculada, del local) y sus huestes, ataviados con un uniforme alegre y acorde con el lugar en el que trabajan, cantan los platos provocando los jugos gástricos de los clientes.

Elaboraciones como la Porra antequerana (parecida al salmorejo cordobés), y, como no, con el rabo de toro, son alguna de sus especialidades.

Típico y a mucha honra

El restaurante es típico y a nadie sorprende, sino más bien lo contrario, que esté vestido con ambiente taurino y que su interiorismo sea una fantasía de la llamada, con razón o sin ella, ‘La Fiesta nacional’, que por estos lares despierta tanta devoción como las iglesias y sus vírgenes.

Paté de perdiz casero

Y es que, en numerosas ocasiones, los propios calificamos estas constumbres como cañís, sin darnos cuenta de que cierto turismo extranjero viene buscando esto. Y no le des otra cosa, porque esto es lo que les gusta…y a mucha honra.

Así pues, el Restaurante Plaza de Toros, tal vez sin saberlo, cumple con todos los preceptos del marketing que se podrían resumir en una frase: que uno encuentra lo que espera encontrar.

Y eso sucede tanto en la decoración como en la carta, y eso que resulta sorprendente que la carta de vinos esté integrada y modernizada en una tablet.

Taco de Bacalao confitado

El maestro Ponce

En carta aparece, en el apartado al que los propietarios llaman Cucharas del maestro Ponce, la famosa Porra antequerana (9€), que naturalmente probamos.

Rica y untuosa, apenas se diferencia del salmorejo cordobés, así que estamos ante un plato seguro y agradable.

Después dimos buena cuenta de un paté de perdiz casero en tosta de pan antiguo con mermelada de frambuesa (12€), sin sorpresas, clasicote donde los haya, a la vieja usanza de las entradas en los sitios tradicionales, y que es muy del gusto de los clientes habituales.

Rabo de toro

Pisando el Albero

En esta fase previa a los principales, también tienen muy buena pinta las berejenas fritas con miel de caña (9€) y los raviolis de calabacin rellenos de gambas y berenjenas (14,50€).

Mientras eso ocurre, los camareros superamables, o el propio jefe de sala, Javier, pueden contarte alguna anécdota del local o cómo en las noches de primavera-verano el coso se convierte en una carpa en la que se puede disfrutar de una cena superespecial pisando el albero.

No hace falta tener mucha imaginación para visualizar ese frescor de la arena regada y batida en una noche mágica bajo el cielo estrellado de Antequera.

Vamos que si el rey Fernando I de Aragón (de Antequera) hubiera estado ahí le habría salido su famosa frase -remozada ahora por nosotros- de que ¡salga la luna por Antequera, y cenemos como Dios quiera!.

Bienmesabe

Al aire libre

Así pues, y si el tiempo acompaña, cenar al aire libre tiene que ser una pasada, sobre todo si tienes ocasión de probar el Taco de bacalao confitado con costra de alioli de sepia y fondo de naranja (19,50€).

En este plato, la bechamel guarda un fondo de equilbrio con regusto a ajo que ni molesta ni repite y un punto de sal muy bien ajustado.

También se nos ocurre que podrías probar el Rabo de toro estofado al coso taurino (17.80€) que, además, es el plato típico del local y puede incorporar matices como ir con su osamenta o recogido en una tartaleta.

Las dos formas no hacen sino realzar el fondo de un plato que su chef, Diego Solís, podría hacer con los ojos vendados.

Diego Solis, el chef, junto a Javier Arcos

Más sugerencias de novillo

En carta también tienes un sugerente Carpaccio de novillo, con rucula y parmesano (18€) , una manzana caramelizada con mousse de oca (5€), unas Supremas de dorada con jamon y langostino (14.20€) o puede probar el hojaldre relleno de pez espada (15€).

De postre, algún vino dulce de Málaga y, desde luego, el postre de Antequera, el Bienmesabe, que aquí hacen con un bizcocho suave que guarda un toque de canela que no empalaga en lo mas mínimo.

También puedes pedir una pirámide de chocolate negro con mouse de chocolate y crema inglesa (ambos 5,50€).

En resumen, un lugar para comer a muy buen precio y que la Guía Michelin incluye en sus recomendaciones.

Nuestro Menú

  • Porra antequerana
  • Paté de perdiz casero en tosta de pan antiguo con mermelada de frambuesa
  • Vieiras en salsa picante
  • Taco de bacalao confitado con costra de alioli de sepia y fondo de naranja
  • Rabo de toro estofado al cosos taurino
  • Bienmesabe
  • Vino: Cortijo Lafuente. Tinto. Cabernet sauvignon-syrah . Málaga

Restaurante Plaza de Toros. Antequera. Parque María Cristina, s/n Telf. 951 46 93 33 www.restauranteplazadetoros.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.