La Maroma: las mejores tapas de Grazalema

Podría ser un milagro, una visión celestial o, simplemente, una rara avis; pero no, resulta que el restaurante La Maroma, en el pueblo gaditano de Grazalema, que da nombre a la sierra que le vigila, es fruto del trabajo y las buenas ideas de un emprendedor al que le bulle la cabeza inventando nuevas recetas que ofrecer a los comensales que se acercan por el local.

La carta es el mantel o a la inversa, y José María, conocido en el pueblo con el sobrenombre dePolin, en memoria de su padre fallecido al que sigue venerando, es el artífice del milagro. Por eso, este post también podría haberser subtitulado ‘milagro en Grazalema’ porque aunque el restaurante ‘famoso’ del pueblo es ‘Càdiz el Chico’, La Maroma le ha adelantado por la izquierda y está el número 1 en Tripadvisor: una guía clasificatoria que hasta la Michelin debería tener en cuenta porque quien está en primer lugar suele estar casi a la altura de un Bibendum.

Del recorte a la hostelería

Dicharachero, Polin Barea, ‘recortador de toros’ (para los no iniciados se denomina así al torero que con la única ayuda de su cuerpo realiza con pericia piruetas ante la embestida del toro) , ante el innegable éxito de la Maroma (siempre lleno hasta la bandera) ha decidido ‘coger al toro por los cuernos’ que es tanto como decir que se va a dedicar por completo al restaurante, ya que hasta ahora compatilizaba esta labor con otros quehaceres.

Polin recortando toros

En la Maroma se come entre muy bien y excelente, y a los clientes no les duelen prendas en hacerse un hueco en la barra, aunque sea de pie, para probar una de sus ya famosas tapas que, en realidad, son medias raciones o raciones completas en otros lugares.

Y es que la cocinera, Elisabeth Blanco, ejecuta con bastante precisión los platos que salen de la cabeza de José María como, por ejemplo, las tostas de la casa. Nosotros tomamos la Grazalemeña (5 €), a base de salmorejo cordobés, lagartito ibérico (muy popular por estos lares) y pimientos caramelizados en pan de cristal tostado. Una maravilla de sabores simples y armonizados, que acompañamos con un vino de la zona, de nombre Perezoso, como si fuera un toro, realmente rico.

Tosta Grazalemeña

Resulta que en el interior de Málaga y Cádiz eso de la crianza de los vinos no se lleva. Así que se catalogan por meses, sin mas. El nombre de este vino tan recomendable le llega de la zona donde se cultivan las uvas, justo donde el agua de la hoya del Tajo se remansa; es decir, se muestra perezosa, en la serranía de Ronda.

Otra tosta con buena pinta es la Terrajera con pisto, huevo de codorniz y jamón ibérico. Como también son apetecibles sus ensaladas, alguna de ellas templadas, como la Maromera (una versión de la César), o la Carmelita con crujiente de pollo, bacon y nachos con mostaza y miel (6,5€)

Una de las ensaladas

Picoteo caliente

Del llamado picoteo caliente de la carta nos decidimos por el revuelto de bacalao con batata (boniato), bien ejecutado aunque servido en un orden que le restaba sabor, aunque tras acomodar el paladar y después de varias paladas, pudimos apreciar su suavidad y elegancia.

A este sector de la carta también pertenece otro de los platos estrella del local como es el San Jacobo de presa Ibérica y salsa de pimienta(6.5€). Es como el filete doblado y relleno tradicional, pero con el sabor de la presa ibérica. Excelente.

Pero, claro, excelente es poco para citar otro de los platos-tapas que más nos gustaron y que fueron las setas con alioli de miel y tomillo que sabían más a campo que las amapolas lo cuál se agradece…y mucho. Sabor a raudales y el toque del tomillo que te traslada al monte instantáneamente.

Setas con Ali Oli de miel y tomillo

En carta no faltan los quesos de la comarca, como el de cabra Payoya, potente e inconfundible, o el de oveja Merina grazalemeña. También tienen carnes como el lagarto o lagartito ibérico (10 €) , que no es un reptil, sino la parte del cerdo que está entre el lomo y las costillas; el entrecot de retinto (17 €) y pescados como el lomito de trucha (8 €). También hay una buena colección de ‘huevos rotos’ con sus respectivos aditamentos, ya se llame jamón, lagartito, pimientos o chorizo.

Nidos de cuerda

Para el final hemos dejado los nidos de cuerda (recordemos que el restaurante se llama la maroma) que están pensados para grupos de jóvenes con la hambruna propia de la edad, pero que nosotros, que aún nos consideramos mozalbetes experimentados, (Je) también quisimos probar. Nidos como el Mozo de cuerda de Carcabuey (en honor al pueblo de la subbética cordobesa). Esta ‘sartén’ lleva las patatas paja y huevo de codorniz comunes a todos los nidos, además de pollo y cebolla crujientes y salsa césar. (4€). También tenía buena pinta la San Marquero con morcilla, tirillas de naranja, huevos de codorniz y el Maromero payoyo, con el citado queso.

Mozo de cuerda de Carcabuey

Tal y como había ido ‘el tema’ era raro que los postres (caseros y al momento como todo lo que se cocina aquí) defraudaran. Y no nos equivocamos ni un ápice. El flan de turrón, suave como la seda y la tarta de queso (payoyo, por supuesto) con frutas del bosque, una delicia para los sentidos.

San Jacobo de presa ibérica

Como anécdota decir que algunas de las elaboraciones del restaurante , como la sopa de Grazalema, una especie de sopa de picadillo, la cocina la madre de Polin. ¿Qué más se puede pedir? Cocina de cercanía, con productos km. 0, slow food, casera, con toques gourmet de gastro bar y hecha al momento.

Tarta de queso Payoyo y flan de turrón

El restaurante abrió sus puertas en Febrero de 2013, pero ha sido en los últimos dos años cuando ha alcanzado su velocidad de crucero y ahora, con la incorporación a tiempo total de su propietario, José María Barea, Polin, las expectativas son máximas. Así que si vas a la sierra de Grazalema no te pierdas (y reserva antes de ir) la comida que se sirve en este maravilloso restaurante.

Nuestro menú

  • Ensalada Grazalemeña
  • Setas con ali oli y miel de tomillo
  • Mozo de cuerda de Carcabuey
  • Tosta Grazalemeña
  • San Jacobo de Presa Ibérica y salsa de pimienta
  • Revuelto de Bacalao con Batatas
  • Flan de Turrón y Tarta de queso Payoyo
  • VinoPerezoso. Tinto. Bodega Gonzalo Beltrán. Serranía de Ronda

La Maroma. c/ Santa Clara 11610 Grazalema. Cádiz Telf. 956 132 279 . www.gastrobarlamaroma.com


Caminito del Rey, un paseo por el desfiladero

hCaminito del Rey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *