Cortile Pepe: el estilismo gastronómico se cita en Cefalú

Cefalú es uno de los pueblos más bonitos de la costa norte siciliana.

Abrazado por el mar Mediterráneo, que aquí llaman Tirreno, es el lugar donde se asienta uno de los mejores restaurantes de la isla: Cortile Pepe.

Un nombre que se puede traducir en algo así como «el patio de Pepe», aunque su propietario se llame Toti Fiduccia, y su chef Gioacchino Gaglio.

Toti es quien recibe a los comensales y quien, desde la sala, gobierna este restaurante que casi siempre está lleno.

La cocina a la vista

La terraza

En verano, el giardino o terraza del restaurante, con capacidad para unas 30 personas, funciona como sala y es un lugar muy agradable, con vegetación y mesas separadas, sin agobios.

Esta terraza, como el resto del restaurante, es espectacular y estilosa, y transmite esa tranquilidad necesaria para conversar sobre la belleza de Cefalú o los vinos sicilianos.

Terraza de Cortile Pepe

El servicio es muy amable aunque a veces, por la lejanía de la cocina y unas escaleras que necesitan buenas piernas, la distancia entre plato y plato se vea penalizada.

Sin embargo, eso no tiene la menor importancia porque aquí el tiempo se detiene, no hay prisa…y «piano piano si va lontano».

El restaurante también dispone de una sala interior y una especie de entrada con mesas altas para tomar tapas, y la cocina, a la vista, a la derecha.

Esta parte del restaurante, frente a la cocina, está «la joya de la corona»: una maravillosa mesa alta para compartir platos, confidencias y risas.

La espectacular mesa junto a la cocina

Estilo de forma y fondo

Cortile Pepe es un restaurante muy estiloso, como su propietario, y con un fondo de cocina mas que interesante gracias a la labor que realiza el chef Gioacchino Gaglio.

Gaglio logra transmitir en los platos la delicadeza y el glamour de un restaurante en el que también participan algunos miembros de la familia de Toti.

Gioacchino Gaglio y Toti Fiduccia

Buen comienzo

Un buen comienzo es, por ejemplo, tomar de entrada un vino blanco espumante, de Lombardía, fresco y muy fácil de beber.

Y es que aquí, como en muchos lugares de Sicilia, se le da mucha importancia al vino y por eso veneran la tradición vinícola de España.

En Cortile Pepe también sirven, como no, vinos de la tierra, y por eso nosotros tomamos un vino de Palermo, elaborado con la uva blanca catarrato, muy rico, afrutado corto en boca.

La catarratto, que es la variedad con más superficie cultivada en Sicilia, produce vinos con cuerpo y notas a limón. 

El restaurante, además de la carta, tiene dos menús: uno con cuatro platos a un precio de 65€ y luego otro de seis pases a 80€.

Entrantes

Entrantes

Nosotros, de entrantes, tomamos flor de calabacín, pepe al pomodori, tartar de caballa. y gamba roja, limón fermentado -bastante utilizado en Sicilia-, rúcola selvática y vinagre de kombucha.

Gamba blanca y limón fermentado

Después dimos buena cuenta de un plato de gamba blanca con limón fermentado que nos introdujo de lleno en un menú pletórico de matices.

Caballa y crema de apio

A este pase le siguió la caballa sobre lecho de cebolla y crema de apio y aceitunas negras que estaba riquísima y escondía muchos sabores enfrentados.

Uno de los platos estrella es la pasta tagliatelle en salsa de tres semillas, queso de cabra siciliano y pulpo que estaba tan deslumbrante como su aspecto.

Tagliatelle en salsa tres semilllas

Sensibilidad

A estas alturas de la cena ya nos habíamos dado cuenta de que el chef Gioacchino Gaglio tenía un don; una sensibilidad especial para finalizar unos platos maravillosos.

En Sicilia la tradición de los productos es ley, así que toda la parte «verde» de los platos que se elaboran provienen de una huerta que Cortile Pepe tiene frente al mar.

Corvina asada con crema de calabacín y tomate

Corvina

Y del mar nos llegó una sobresaliente corvina asada con crema de calabacín y tomate.

Plato suave, super delicado, seda pura. La crema que la acompaña como base es de fagiolini o judías verdes.

Y es cada plato, en manos de este chef, es como una pequeña obra de arte gastronómica.

Para postre, cómo no, una Cassata siciliana, pero esta vez distinta, crujiente y excelsa a base de pasta de almendra tostada, ricotta de queso de oveja, fruta confitada de cítricos sicilianos y chocolate. Otra vez un plato top.

Cassata según Cortile Pepe

Lo cierto es que en Cortile Pepe se cocina de forma alucinante y la amabilidad y profesionalidad del servicio de sala hacen que los comensales pasen un rato inolvidable en Cefalú.

Por eso, si vas a este bellísimo pueblo italiano, no dejes de visitar este restaurante, no te defraudará.

Familia y cocina son inseparables


Cortile Pepe. Via Nicola Botta 15. Cefalú. Sicilia. Telf. +39 0921421630 https://www.cortilepepe.it/



ENLACE RELACIONADO. CÍVICO25 SIRACUSA
ENLACE RELACIONADO. NEAPOLIS

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.