Ca n’Alfredo: el restaurante que conocen todos los famosos

Decir Ca n’Alfredo, el famoso restaurante cercano al puerto de Ibiza, es como nombrar al local más emblemático de la capital.

El propietario, Joan Riera, y su hija, Nuria, comandan este «buque» que lleva navegando, con una u otra tripulación, desde los años 30.

Solo contar la historia de Ca n’Alfredo, sin referirnos a los platos que allí se sirven, daría para escribir una enciclopedia.

De hecho, Joan Riera nos dedicó un libro donde se cuenta la procelosa vida de un negocio que sigue en pie, que abre todo el año y al que este restaurador, mítico en la isla, acude cada día.

Es tal la unión del propietario con el local que el mismo dice: “si me quitan el restaurante (estar en el restaurante) en tres días me muero”.

Joan Riera, en la puerta del restaurante Ca n’Alfredo

Y damos fe de que es más que probable que así fuera.

Cerca del Dalt Vila

Situado en una céntrica plaza de Ibiza, y junto al Dalt Vila, todo el mundo se rinde a los encantos de Ca n’Alfredo y de Joan, por supuesto, aunque sea su hija Nuria la que dirige el negocio «oficialmente».

La paredes del restaurante están decoradas con fotos de los personajes famosos que han visitado el local -Juan Mari Arzak, acudía todas las fiestas de San Juan- desde Rafael Alberti a Andreu Buenafuente.

El restaurante se llama así porque los primeros propietarios, allá por 1934, eran la familia judío-alemana de Alfred Hauer.

Entrada a las murallas del Dalt Vila

La saga

A ellos les sucedió el abuelo Vicent, y luego la madre de Joan, Antonia.

Después de ellas pasó algún cocinero que, tras sus ausencias al trabajo, se descubrió que había muerto asesinado.

En fin, una trama casi de novela negra de Dashiell Hammett, en la que no vamos a extendernos para que el reportaje no se alargue en exceso.

Por eso y para no eternizarnos en el relato, tras este hecho luctuoso, saltaremos hasta 1973 cuando toma el mando de la cocina la esposa de Joan, Catalina Riera, que puntualmente sigue acudiendo al restaurante en momentos especiales.

Boquerones fritos

Nueva generación

Ahora es Nuria, la primogénita, quien está al frente de los fogones y la dirección de Ca n’Alfredo, y allí sigue elaborando cocina tradicional ibicenca basada en el bullit de peix, los arroces y los pescados.

El interior del pequeño restaurante tiene capacidad para unas 30 pax, pero en la maravillosa terraza esta cifra se incrementa hasta los 60 comensales.

Un mito

Estar en la terraza del restaurante con Joan, es un espectáculo. Todo el mundo lo conoce y le rinde pleitesía como si fuera el sheriff del condado: es, sencillamente, the boss.

Con su porte elegante, podría ser un galán italiano tipo Marcelo Mastronianni o mejor Ugo Tognazzi. Y es que su don de gentes no tiene límites.

Un ejemplo de los que decimos, lo vivimos en vivo y en directo.

Emociones en vivo

Junto a nuestra mesa, en la terraza, y mientras Joan nos contaba con detalle la historia del negocio, en otra mesa próxima una pareja rompió a llorar.

Inmediatamente Joan les preguntó que les pasaba y ellos respondieron que la historia que nos estaba contando les había hecho acordarse de su padre quien, al parecer, frecuentaba el restaurante.

El padre, ya desaparecido, les había referido todas las peripecias que nos relataba Joan.

Así que nuestro anfitrión no solo consoló a la pareja sino que les regaló y dedicó el libro con la historia de Ca n’Alfredo.

A estas alturas del día, aún no habíamos probado bocado alguno, pero el relato ya nos había alimentado.

Boquerones

En el menú, de lo primero que dimos buena cuenta fue de unos apetitosos boquerones fritos acompañados de un vino blanco de la bodega Can Rich (famosa en Ibiza).

Luego probamos unos calamares guisados con tomate, cebolla y pimientos. Lo mejor de esta plato la salsa. (para pringar pan y no acabar).

Como ocurre con Es Rebost de Can Prats, situado en San Antonio, en cada estación el restaurante cambia los platos de la carta atendiendo al producto de temporada.

En Semana Santa, el Cuinat y las mollejas; en Navidad, la salda de Nadal, con almendras, una especie de turrón líquido…y así en cada estación.

Calamares guisados

El plato estrella

Uno de los platos estrella de Ca n’Alfredo es el Bullit de Peix con arroz Abanda.

El Bullit de Peix lo componen una serie de pescados como el mero, el cabracho, el gallo de San Pedro…que se sirven junto a un ali oli al azafrán.

Todo magnífico y contundente. Solo con este plato, si consigues tomarlo entero, ya comerías, y muy bien.

Bullit de Peix

Bendito fumet

Sin embargo, con el caldo de este pescado (bendito fumet) elaboran un arroz abanda, con calamares, que se sirve aparte, y que quita el sentido.

En Ca N’Alfredo todo transcurre sin prisa, pero sin pausa en una sucesión de relatos y platos que obligan a murmurar un ¡uhmmm, que rico! de cuando en cuando.

Arroz abanda

Degustación de postres

Para los postres, si no llegas desfondado, la cocina te propondrá una magdalena ibicenca (hojaldre con crema), nuestra querida greixonera (puding de ensaimada), el Flaó, con queso y hierbabuena o la orelleta, que tiene forma de oreja, y esta elaborada con harían, huevo y anís.

Todo riquísimo e inigualable. Producto local, de nuevo, y cocina tradicional tal y como la hacía la abuela.

Y es que si vas a Ibiza (capital) y no comes en Ca n’Alfredo, es que no has comido en Ibiza. ¿Entendido? Con eso queda dicho todo.

Los cuatro postres

Nuestro menú

  • Boquerones fritos
  • Calamares con pimiento, cebolla y tomate
  • Bullit de peix
  • Arroz abanda
  • Postres tradicionales: magdalena, orelleta, greixonera y Flaó.
  • Vino. Can Rich. Blanco

Restaurante Ca n’Alfredo. Paseo de Vara de Rey, 16 , Eivissa, info@canalfredo.com. Telf +(34) 971 31 12 74



*** El turismo gastronómico se convierte en tendencia en Ibiza

*** Unic, el producto ibicenco llevado hasta la excelencia

*** Es Ventall, la sorpresa gastronómica de San Antonio de Portmany

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.