Aranjuez: fresas, jardines y palacios para inspirar un concierto

Aranjuez es un pueblo de la provincia de Madrid que es tan famoso por sus palacios como por su huerta, en especial las fresas.

Y algo debe tener cuando artistas como Joaquín Rodrigo (su creador), Narciso Yepes o Paco de Lucía, han compuesto y/o interpretado su famoso concierto y Adagio

De manera que se trata de una visita obligada cuando se viaja desde otra Comunidad Autónoma a la capital de España o, si vives en la provincia de Madrid, pero aún no lo conoces.

Lo primero que nos pone en la pista de los que veremos está en su nombre.Aranjuez Real Sitio y Villa.

Es decir, que al igual que ocurre en La Granja de San Ildefonso, en Segovia, y sus famosas fuentes, aquí estamos ante una villa palaciega con jardines de postín.

Breve historia

Aunque se han encontrado vestigios del neolítico, la historia de Aranjuez comienza en 1178 con la conquista de Alfonso VIII.

Este rey fija en la zona una frontera con los árabes bajo la vigilancia de la real Orden de Santiago, y la convierte en residencia de los Grandes Maestres de la misma.

Estos monjes-guerreros pasan largas temporadas de descanso en el palacio que construyen en el mismo lugar donde posteriormente se levantaría el Palacio Real.

Por este motivo, la cruz de Santiago forma parte del escudo de Aranjuez desde 1956.

Felipe II

Sin embargo, es el Rey Felipe II a quien se debe que Aranjuez fuera nombrado Real Sitio en 1560.

Desde entonces, el diseño de jardines, acequias, fuentes…bordeando el río, fue continuo

En 1561, los arquitectos y urbanistas, Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, el mismo que diseñó el Escorial y fue ninguneado por el rey, construyen el Palacio.

Y, desde esa fecha, el Real Sitio de Aranjuez será de uso exclusivo del monarca.

Aunque serán los Borbones quienes darían a Aranjuez el último impulso que la convertirán en un núcleo cortesano de rango monumental.

Qué ver

La vega de Aranjuez y el paso del Tajo, antaño frontera entre cristianos y musulmanes, marca el ritmo de la villa.

Por eso, muchos de los monumentos y jardines que debes ver, están a orillas del río.

Palacio Real

El Palacio Real y su majestuosidad no dejan indiferente a nadie. Si decides entrar, verás una de sus joyas es la escalera principal, y la espectacular lámpara dotada de 200 candelabros.

La visita que se realiza es guiada y en ella te contarán, entre otras cosas y mientras recorres sus salas y estancias, el incendio ocurrido en el año 1748 y que casi acaba con todo.

También vistarás la Salita de la Reina, el Salón del Trono, el Gabinete de Porcelana y otros muchos rincones palaciegos.

Jardines

Otro de los atractivos singulares de Aranjuez son los jardines, alguno de ellos “escoltando” al Palacio Real.

Ejemplo de ellos son los del Principe, la Isla, Isabel y del Parterre.

El recorrido habitual de los mismos bien podría comenzar por el jardín del Rey, de influencia italiana, y seguir por el jardín de la Isla.

La isla

Este jardín, data del siglo XVIII y tiene varios puentes, algunas de ellos junto a un “asilvestrado” canal.

Salpicando este jardín, encontraremos, además, numerosas esculturas de la mitología romana como las de Neptuno, Baco o Venus. 

La siguiente visita será el jardín de Parterre, construido bajo el mandato de Felipe V, y las fuentes de Hércules, Anteo, Ceres y la de las Nereidas.

El príncipe

Aparte del Jardín de las Estatuas, donde se encuentran los bustos de 14 emperadores romanos y reyes de España, el Jardin del Principe es el parque vallado más grande de Europa.

En su interior árboles que alcanzan los 45 metros de altura y fueron plantados hace más de 200 años.

Para finalizar, puedes dirigirte hacia al estanque de los Chinescos, en el que veremos diferentes pagodas y fuentes asiáticas.

Y admirar, la llamada “Casita del Labrador” que, en realidad, es un palacete neoclásico donde descansaban los reyes cuando visitaban el jardín.

Iglesia de San Antonio

Otro de los lugares a visitar es la iglesia de San Antonio y su excelsa su fachada. Este templo fue bastión militar en 1808, durante la Guerra de la Independencia.

Plaza de parejas

La Plaza de Parejas es la más grande de Aranjuez y está muy cerca del Palacio Real.

En esta plaza se encuentra otra iglesia; la de San Antonio de Padua, que no tendria mayor importancia si no fuera porque nos gusta este santo italiano.

Museo de Falúas reales

Otra peculiaridad es el Museo de Falúas Reales que alberga varias embarcaciones utilizadas por la realeza para pasear por los ríos y lagos.

Aquí podréis ver, como curiosidad, la barca en la que navegaba Carlos II por el parque del Retiro

Estación

También debería merecer vuestra atención la preciosa estación de tren, de estilo neomudéjar, de Aranjuez

Estación de Aranjuez

Recibe trenes de cercanías, concretamente de la línea 3 del núcleo de Cercanías Madrid y también servicios de Media Distancia.

Tren de la fresa

Además, desde 1984, hasta dicha estación llega el famoso tren de la fresa. Llamado así porque durante el trayecto el personal, vestido de época, ofrece una degustación de fresas.

Este histórico tren funciona desde 1984 y va desde Madrid hasta Aranjuez, iniciando el trayecto desde el Museo del Ferrocarril.

Tren de la fresa

El tren está formado por una composición de dos coches “Costa”, un coche de departamentos de la serie 5000.

Fueron de los primeros que construyó RENFE, metálicos, en los años cuarenta, y dos furgones de la década de 1960, un J-2 y un DV.

Los “Costa”, construidos en la década de 1920, con caja de madera, reciben esta denominación porque en origen fueron destinados al servicio de cercanías de la compañía MZA en el litoral catalán.

Mas pistas

Lo que no las guias no dicen

La vega de Aranjuez es maravillosa. Si hace calor, recorrerla puede ser un suplicio, pero forma parte inperturbable del paisaje.

A nosotros nos suelen gustar más los palacios por fuera que por dentro, y el Palacio Real de Aranjuez no es una excepción.

Lo mejor, sin duda, son los jardines y además estarás al aire libre, lo que en los tiempos que corren, se agradece.

Lo que no te puedes perder

Aparte del tren de la fresa, cuando se reinaugure la temporada (en 2020 se suspendió por la pandemia), también te recomendamos disfrutar de un relajante paseo en barco con el que podrás conocer la belleza e historia de esta ciudad a orillas del Tajo.

Comer

La gastronomìa es otro de los alicientes de Aranjuez y sus pueblos cercanos.

El Rana verde

Esto es lo que ocurre con el mítico restaurante Casa Jose, ya que aunque ya no tenga su estrella Michelin, la “cocina verde” de Fernando del Cerro sigue siendo de categoría (50/65€).

Otras opciones en el mismo Aranjuez son Aguatinta (40/60); el Asador el Corral de la Abuela, La Almazara y el superclásico el Rana Verde, con sus balcones mirando al río.

No lejos de allí, en Ocaña, la joya de la corona es Palio (26/37€) y en Valdemoro, el estrella Michelin, Chiron (55/95€).

Sala del restaurante Palio



*** Alcañiz, la frontera de la Orden de Calatrava
*** Buitrago del Lozoya

2 comentarios en «Aranjuez: fresas, jardines y palacios para inspirar un concierto»

  1. Es siempre un placer cultivarnos atraves de Gastronomoyviajero!

    Gracias Juanma, por el hermoso paseo por Aranjuez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *