Morella, qué hacer en este bello pueblo de Castellón

Morella es un pueblo medieval del norte de la provincia de Castellón y es considerada una de las villas más bonitas de España.

Situado en la zona del Maestrazgo, al noroeste de la provincia, está rodeado por una muralla de 1,5 km.de longitud.

Cuando te vas acercando a Morella, lo primero que llama la atención, sobre un montículo, es su impresionante castillo.

Si llegas desde el norte, en el exterior de la villa encontrarás un acueducto de estilo gótico construído en 1318.

Este acueducto era el que, en la Edad Media, proveía de agua a los habitantes de la población.

Qué ver

El Castillo

En Morella y sus alrededores hay unas cuantas cosas que ver, pero el Castillo es, sin duda, es el monumento más impresionante.

Encaramado sobre una roca, era un enclave básico para quien quería dominar el paso más natural entre las cumbres y la costa (situada a unos 60 kilómetros).

En la Muela, que es como se llama al pedrusco sobre el que se asienta, se han encontrado restos del periodo Neolítico, aunque también hay vestigios Íberos, visigodos, árabes y cristianos.

La Basílica

Otro lugar destacado es la basílica Arciprestal de Santa María La Mayor.

Se trata de un edificio gótico de los siglos XIII y XIV en el que impresiona su portalón de entrada.

Allí te esperan los Apóstoles y las vírgenes (ahora restauradas tras ser decapitadas en las Guerras Carlistas y la Guerra Civil).

En el interior, aparte de la escalera del coro, fíjate en el órgano, construído por Francisco Turull, porque tiene más de 3000 tubos.

Convento de San Francesc

Aunque en la actualidad está cerrado por reformas, este es uno de los monumentos a visitar en Morella.

De hecho, es el edificio que da paso al castillo, y que en el futuro pasará a formar parte del Parador Nacional de Turismo de Morella.

La Iglesia del convento, del siglo XIV, es de estilo gótico y en la Sala Capitular se conserva una de las muestras más antiguas del arte macabro español: La Danza de la Muerte.

La torres de San Miguel

Las Torres de San Miguel son el acceso principal a la ciudad de Morella, pero dentro de la villa hay otras14 torres mas.

Se trata de un par de torres gemelas, de base octogonal, construídas en el s. XIV, que forman parte de la muralla.

Solo con la panorámica que se divisa desde lo alto de ellas ya vale la pena subir, pero es que, además, se puede jugar.

Si, jugar. De hecho, en su interior albergan una exposición de juegos medievales donde pequeños y grandes pueden disfrutar en familia.

Palacio del Gobernador

El Palacio del Gobernador fue erigido (junto al castillo) aprovechando el interior de una cueva. Allí fue donde se encontraron vestigios neolíticos, como señalamos antes.

Dentro de la cueva encontrarás la exposición “El Castillo, una historia de futuro” con la que podrás conocer en detalle la historia de la fortaleza.

Mas pistas

Lo que las guías no dicen

Aparte de visitar los preciosos palacios y casas Solariegas de los siglos XVI y XVII que hay salpicados por el interior del pueblo, hay dos actividades que deberías valorar: El museo de los dinosaurios y Escape Morella.

Dinosaurios

En cuanto a los dinosaurios, Morella fue una de las primeras localidades en incorporar “el gancho” de estos animales prehistóricos a su oferta turística.

Esta zona, además, está muy cerca de Teruel, donde también se han encontrado restos de estas fascinantes criaturas del Cretácico, y donde triunfa Dinópolis.

Pues bien, Morella también tiene un museo y está situado junto a la iglesia de San Miguel.

Y es que Morella y, la comarca de Els Ports, es una zona de estratos que se formaron entre el Jurásico Superior y el Cretácico Inferior, hace entre 146 y 98 millones de años.

En el museo Temps de Dinosaures, podréis apreciar fósiles, huesos… una reproducción a escala del Iguanodon que, curiosamente fue uno de las dinosarios más comunes en esta zona.

Escape Morella

Por su parte, Escape Morella ofrece al visitante varios juegos de Escape Room Exterior, basados en diferentes temáticas históricas relacionadas con el pueblo.

Esta actividad, superactiva, os permitirá recorrer y conocer la ciudad descifrando enigmas (como si fuera una gymkana), siguiendo pistas y desvelando secretos. Superdivertido.

Lo que no te puedes perder

Si coincide con tu visita, el Sexenio es el momento culminante de la vida de Morella.

Estas fiestas se celebran cada seis años en honor a la Virgen de Vallivana, la patrona de Morella, y están declaradas de Interés Turístico Nacional y Bien de Interés Inmaterial.

Un año antes de las fiestas del Sexenio, Morella celebra L’Anunci. Tiene lugar el cuarto domingo del mes de agosto, el próximo será en 2023 (el 2024 será el año del 55 Sexenio).

Museo del Sexenio

En este museo el visitante puede encontrar todos los elementos que componen las fiestas sexenales de Morella.

El Museo del Sexenni se une a la red de Museos de Morella junto con el Castillo, el museo Tiempo de Dinosaurios, las Torres de Sant Miquel y la Basílica Arciprestal.

Con la compra de la entrada conjunta a los museos, la del Museo del Sexenni es gratuita.

Pinturas rupestres

A 6 km. de Morella se sitúan las pinturas rupestres de Morella la Vella, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Se trata principalmente de escenas de caza y representaciones de tipo esquemático situadas en abrigo; en paredes, a veces lindando con la carretera.

Comer

Por suerte para los viajeros, Morella cuenta con tres restaurantes magníficos.

Llamamos la atención sobre este asunto porque es muy infrecuente, por no decir rarísimo, que esto ocurra en una villa tan pequeña.

Todos ellos tienen una cocina que linda con la estrella Michelin, sin tenerla, y con una relación calidad/precio estupenda.

Uno de los “susodichos” es Vinatea (19/45€), que tiene en los fogones a la chef Àngela Milián que elabora recetas que fusionan producto, tradición e innovación.

Angela, el Mesón y Daluan

Pero es que además tenéis dos más para elegir. Uno es Daluan (35/45€) , que preconiza una cocina tradicional con detalles, como ellos mismos dicen, y una extensa bodega.

El tercero, en discordia, pero al mismo nivel de los otros, es el Mesón del Pastor (20/37€): un restaurante familiar, de estilo clásico, pero con una cocina moderna que incorpora las recetas de antaño.

*** Albarracín: el embrujo de la piedra rosada
*** Diez cosas que hacer en la Toscana de Aragón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *