Haro: ‘bienvinidos’ a la Meca del tinto

Haro es uno de los pueblos de la Rioja Alta con más concentración de bodegas por metro cuadrado. Así que no es extraño que esta ciudad huela a vino a kilómetros de distancia.

El problema de La Rioja y de Haro, en particular, son las comunicaciones. Alguien dirá que mejor así porque el turismo se contiene, pero lo cierto es que las estaciones de tren más cercanas están en Burgos (Miranda de Ebro) y Navarra (Tudela).

Qué ver

Así pues está claro que esta ciudad es enoturismo en vena. Con eso no queremos decir que no tenga otros alicientes, pero el culto al vino está presente en su ADN.

Los principales atractivos de la capital de la Rioja alta pueden resumirse en su Plaza del Ayuntamiento (plaza de la Paz), el puente de Briñas, el famoso barrio de la estación….y su gastronomía.

El Ayuntamiento es de estilo neoclásico

Plaza de la Paz

La plaza de la Paz está el centro del casco antiguo y es donde se concentran la mayor parte de los monumentos.

El edificio más famoso es el Ayuntamiento, de estilo neoclásico, y en esa plaza también está la oficina de turismo.

Plaza de la paz

Puente de Briñas

Nosotros vimos el puente de Briñas desde una visita que hicimos a Bodegas Roda, y es la construcción medieval más importantes de la zona. Se construyó en el siglo XIII y es de estilo gótico.

Una de las estatuas

Esculturas

En la oficina de turismo te darán un mapa para seguir la senda de las trece estatuas de bronce que hay repartidas por Haro.

Representan los distintos oficios que distinguían a los habitantes de esta ciudad riojana, semejante a como ocurre con los Uffizi en Florencia, o los enanitos en Breslavia (Polonia).

Gastronomía

En cuanto a la gastronomía, la zona de pinchos y tapas se concentra en la calle de la Herradura. El tapeo aquí es ley acompañado, por supuesto, de vinos de Rioja.

Uno de los restaurantes más destacados en esta zona es los Caños. Es de tipo tradicional y cuenta con un menú compuesto por platos emblemáticos como los pimientos rellenos y las chuletillas de cordero.

Restaurante los caños

Y es que, aparte de los productos citados, otros también típicos de la gastronomía riojana son las verduras y las hortalizas, las patatas con chorizo (a la riojana), los embuchados y el cordero asado.

El terete

Y estando en Haro es un pecado no hacer un almuerzo o una cena en el restaurante ElTerete.

Se trata de un restaurante mítico y centenario que se inauguró en1877 cuando Alberto Andrés Alonso, se dedicó a asar corderos en horno de leña acompañándolos de un vaso de buen vino.

Jaime, sexta generación de El Terete

Desde entonces, han regentado el restaurante seis generaciones representadas, actualmente, por su jefe de sala, Jaime, dicharachero como pocos.

Cordero lechal

Si vas a comer allí pide su maravillosa menestra de verduras con alcachofa de Calahorra y acelga, guisantes y champiñones de la huerta de Haro, que va acompañada de una salsa casera.

Después, bien podrás probar otra de las delicatessen del lugar como son los pimientos rellenos de carne que pueden ser muy picantes (alegrías, se llaman) o sin picar.

Cordero asado, menestra, pimientos rellenos y sala

Finalmente, y como plato principal, no puede faltar el cordero lechal asado con animales seleccionados personalmente por el Terete y elaborados a fuego lento en horno de leña.

Todo en su punto justo y exacto en textura y sabor, aunque si te gusta con cierto toque de sal, deberás añadirla tu mismo.

Además, debes pedir -o si no ya te lo ofrecen ellos- el vino de la casa, que es un Rioja elaborado por el propio Terete.

¿Y de postre? Todos están riquísimos, pero aquí se recomienda probar el sorbete de cuajada.

El restaurante esconde en su interior varias cavas/bodegas donde elaboran dicho vino y cuya construcción tiene más de 400 años de antiguedad.

Bodegas bajo el suelo de El Terete con más 400 años de antiguedad

En sus salones atiende a cerca de 300 comensales cada fin de semana y, si vas a Haro, tu deberías ser uno de ellos.

A vista de Globo

La Rioja Alta está plagada de pueblos emblemáticos y turísticos. Algunos de ellos (como Ezcaray) están en el listado de los más bonitos de España.

Los más cercanos a Haro son Briñas, San Vicente de la Sonsierra y Briones.Todos están rodeados de viñedos y todos se pueden recorrer por tierra y aire.

La “lus de Ulloa” efecto del reflejo del globo sobre la niebla

Y decimos aire, porque una de las actividades más interesantes en la zona es hacer un viaje en globo. Y podemos asegurarte que la perspectiva cambia a 200 metros de altura.

Verás los viñedos y, con suerte, podrás surcar alguna nube o ascender por encima de la niebla para ver la “luz de Ulloa”, que no es otra cosa que el reflejo del globo sobre la niebla.

Para hacer esta excursión, que tiene un precio medio (depende del número de individuos por cabina) de 170 € por persona, hay que madrugar, antes de que se levante el viento, para poder realizar un despegue tranquilo.

La experiencia es alucinante y si la haces con arco iris incluye café para desayuno, cava en el globo, almuerzo a la vuelta y diploma de bautismo del aire. Si puedes permitírtelo, no te lo puedes perder.

Viajar en globo es una de las experiencias más alucinantes que se puede realizar. Parecido a navegar a vela. El viento, el paisaje y el silencio. Sobre todo, el silencio. Es como estar en un santuario “zen” a 200 metros sobre el suelo.

Juanma Barberá, Gastronomoyviajero.com

Eventos

Por otro lado, existen varios eventos famosos que se celebran en esta ciudad riojana.

Uno de ellos es la fiesta del Carnaval del Vino (celebrada los pasados 24 y 25 de febrero), pero hay otras dos citas ineludibles que combinan vino y gastronomía.

Carnaval del vino con el espectáculo dedicado el Orient Express

Una es la tradicional batalla del vino, que se va a celebrar el próximo 29 de junio (San Pedro) en medio del campo, cerca del puente de Briñas.

Declarada fiesta de interés turístico nacional consiste, básicamente, en tirarse vino por encima, bueno, más bien, en tirárselo a otros así que está prohibido ir con traje salvo que lo vayas a tirar a la basura.

Fotos históricas de la batalla del vino

Cata del barrio de la Estación

El otro evento es la Cata del Barrio de la Estación que el 20 de junio celebra su cuarta edición y contará con 14 vinos de las mejores bodegas.

Este año se ha anunciado, además, la participación de los hermanos Roca (El Celler de Can Roca), los hermanos Echapresto, Ignacio y Carlos (Venta Moncalvillo),Iñaki Murúa y Carolina Sánchez (Íkaro), Eneko Atxa (Azurmendi), Josean Alija (Nerua) y Julio Miralles (Zalacaín)

La tapa dulce correrá a cargo del maestro chocolatero y repostero riojano Juan Ángel Rodrigálvarez. El precio es de 100 euros (14 vinos y 7 tapas).

Bodegas Roda, una de las participantes en el evento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *