Cocina 33: un restaurante cordobés pequeño, pero matón

Títulos de películas, series, dichos populares y refranes, en perfecta fusión, nos han servido de hilo conductor para redactar este post del restaurante cordobés Cocina 33.

Y es que regentado por su joven chef David Carrillo está dando mucho de qué hablar en esa capital andaluza.

Su cocina, ahora de fusión oriental, quizás se dirija en algún aspecto hacia la que se hace en la capital del mundo (Nueva York) el próximo febrero que es cuando está prevista la renovación del local y la carta por completo.


El restaurante se encuentra situado en el precioso Paseo de la Ribera, aunque un poco alejado del ‘mundanal ruído’ donde compiten a corazón abierto La Taberna del Río, Confusión, Sojo Fusión o Garum 2.1, y a espaldas de la Mezquita, pero junto al Guadalquivir.

Un pequeño local que regenta el chef David Carrillo quien, en su día, trabajó como jefe de partida con Kisko García en el restaurante Choco, aunque su principal mentor, como cuenta el mismo, fue Paco López, de la Cuchara de San Lorenzo.

David Carrillo
 

Carrillo es perfeccionista, le gusta innovar y la fusión oriental, y siente admiración por David Muñoz (DiverXo).

Cocina todo de forma milimétrica, como por ejemplo cuando se adentra en el capítulo de los vacíos y las bajas temperaturas.

Cocodrilo o cochinillo

Y en su local, que va a reformar el próximo febrero de arriba a abajo, es capaz de elaborar elementos tan dispares carne de cocodrilo o un bocata de cochinillo.

El próximo mes también va a cambiar la carta para darle (creemos que de forma paulatina) un toque más New Yorker; así que estamos a la expectativa por conocer las nuevas incorporaciones a la carta que salgan de su incandescente cerebro.

gyozas de callos

De momento, y hasta que se produzca ese eclipse parcial o total, es posible disfrutar con sus ya famosas gyozas de callos sobre humus (ya se puede escribir así según la RAE), de garbanzos que supone el desafío de la fusión total, aunque la cebolla morada quizás debe recibir un restiling.

Desafío total, emulando a la mítica película dirigida por  Paul Verhoeven y protagonizada por Arnold Schwarzenegger.

Es de destacar que el pan, que en otros restaurantes se desprecia (lo que nos parece un error) aquí se mima, y esto siempre es de agradecer.

Te lo sirven con lejanos toques de queso que levantan el ánimo de quienes amamos el resultado de la cocción de estos cereales.

tataki de magret de pato

Al fondo hay sitio es una expresión popular que no necesita explicaciones y que nos viene al pelo para preludiar otra de las recomendaciones en carta como es el ceviche de pez mantequilla, al que nosotros, porque somos así, nos apeteció rebautizar como ‘timbal de pez mantequilla’, por la forma del corte del pez en cilindro.

El plato lleva la dosis justa de alga wakame (menos mal) y un fondo hecho a base de leche de tigre que sabe como debe saber: a lima y limón.

PatoJapo.Otro destacado de esta lista de principales es el tataki de magret de pato al estilo teppanyaki (plancha japonesa) y los siempre maravillosos tirabeques también llamados bisaltos, que aportan esa vaina de la familia de los guisantes tan crujiente como sabrosa.

Carrillo la elabora con una ligera salsa barbacoa de fabricación propia.

Barbacoa

Dame otro corte. Aunque en otras ciudades, los ‘baos’ están un poco manoseados gastronómicamente hablando, en Córdoba aún sorprenden y triunfan, y por eso no es extraño que el chef mantenga en carta su Pan Bao con Mogote (cogote) de cerdo ibérico salteado con almendras y una crudité de verduras (donde predomina la zanahoria).

Bao de Mogote

El resultado es espectacular, ya que guarda en su interior un sabor potente, aunque habría que procurar darle otro corte a la carne para que se pudiera comer con las manos y tal vez (esa es nuestra opinión que no contradice la versión del chef) añadirle tirabeques.

Chili Crab

Pica, pica..Picachu. Siguiendo con esta serie de dichos, frases y modismos populares, el Chili Crab o Cangrejo de concha blanca tempura de sake y chile habanero y cilantro pica lo suyo.

El chef nos aclara que el cliente cordobés lo quiere así (a la mexicana). De hecho, parece que David Carrillo en una ocasión quiso reducir la dosis de chile, pero los clientes le hicieron saber que les gustaba más el anterior más potente.

Así que regresó al infierno (es un decir) del chile a tope que hace las delicias de los aficionados al picante. Aún así a nosotros nos gustó mucho ¿Alguien se atrevería a tomarlo un mes de julio en Córdoba?.

Bocata de cochinillo

Sabor sabor.
El culmen del culmen de sabor es el Bocadillo de cochinillo extemeño. Lo mas.

Esta fue una de las tapas ganadoras (elegidas por los chefs estrella Michelin) durante la 4ª edición del certamen gastronómico Córdoba Califato Gourmet, celebrado en octubre de 2017 en Córdoba.

Y no nos extraña en absoluto que se les acabara antes de lo previsto en el concurso celebrado en otoño pasado.

Impresionantemente, simple y eficaz. Sabor por todos lados .Un capricho de los Dioses.

Eso sí, recriminamos (en broma) al chef que nos  pusiera este plato en último lugar, antes del postre.

Pero, en fin, hicimos el ‘esfuerzo’ y lo saboreamos en todo su esplendor. Como merecía, vamos.

Postre de queso

En cuanto al postre, esta vez deja que te la den con queso. ¿Te gusta este derivado lácteo? Si es así este postre que combina la idea de una una tabla de quesos y una tarta de queso te encantará.

El queso es cien por cien cabra, cordobés de Calaveruela (Fuente Obejuna). ¡Ea! En definitiva, un chef con aspiraciones que busca un hueco entre los grandes sin traicionar sus ideas,

Tiene que pulir algún plato y alguna idea, pero tiene la base suficiente para llevar la cabeza bien alta.

Eso sí, ya sabe que cuando reforme el local y la carta se le va a exigir mucho y debe estar preparado para aceptar este nuevo reto.


Cocina 33. c/ Ribera 24. Córdoba. Telf 957110278.Cocina 33 facebook


Noor: la apuesta andalusí de Paco Morales

Choco, la memoria gastronómica cordobesa


 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.