Qué ver y hacer en el Barco de Ávila

El Barco de Ávila es un pueblo de la provincia del mismo nombre, situado muy cerca de los límites provinciales con Salamanca y Cáceres.

Es un lugar con mucho encanto y coqueto que puede recorrerse en una excursión de ida y vuelta, en un solo día si vives por la zona centro de España.

La gastronomía del lugar complementa perfectamente las joyas de su arquitectura como son el Puente Románico, la Casa del reloj y el Castillo.

Qué ver

La Casa del reloj

Situada cerca de la Plaza Mayor del pueblo, la casa del reloj es uno de los lugares más emblemáticos del barco de Ávila. Original del siglo XVII, fue reconstruida en el siglo XVIII.

Sobre su balcón que da al “Arvejo” fue colocado el Reloj de la Villa y la torreta metálica que sostiene su campana.

En la actualidad, está instalada la Oficina de Turismo con antiguos sillones pertenecientes al Ayuntamiento

La torre del Reloj en el Barco de Ávila

Iglesia de la Asunción

La Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, cuenta en su interior con un retablo mayor del XVII, de estilo barroco. Destaca su torre adyacente, a la derecha, coronado por la espadaña – con campana – del “reloj suelto”, que alberga al museo.

Exterior de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

El Castillo

El Castillo de Valdecorneja es del siglo XII, está situado junto al Tormes y en la parte más elevada del valle. Actualmente pertenece a la Casa de Alba.

Ha sido restaurado varias veces, respetando su perímetro original, debido a las incontables batallas en las que ha participado y la multitud de intentos de incendio y bombardeos sufridos.

Es visitable, y en su interior, inicialmente, existía un patio de armas con un surtidor en el centro y una galería de arcadas y columnas románicas adornada con una bellísima crestería gótica, conservándose parte de la misma en una casa de la Plaza Mayor.

Tres imágenes del castillo de Valdecorneja

La casa de los Balcones

La Casa de los Balcones es del siglo XV y está ubicada en la Plaza Mayor. Se la llamó así por ser la primera casa del pueblo que poseía balcones.

Casa de los balcones

Tiene la típica fachada de una casa de principios del siglo XV, con puerta de medio punto y grandes dovelas que recuerdan las de la muralla y del Castillo.

Tiene 3 rejas con hierros repujados con águilas y “bichas”, que es como se llama por aquí a las culebras. Hay 3 balcones y una de las ventanas es de arte castellano puro. Aqui tuvo su sede la Inquisición.

Puente románico

El Puente Medieval sobre el río Tormes, es una obra de estilo románico del siglo XII . También se le conoce como el Puente Viejo y a pesar de las reformas aún se atisba su arquitectura romana.

Cuenta con ocho arcos desiguales y anchas pilas de sillares almohadillados. El puente es alomado con una cuesta de subida y bajada, conocida como “lomo de asno“.

Justo al otro lado del puente, que cruza, como no podía ser de otro modo, sobre el río Tormes, está la Ermita del Santísimo Cristo del Caño, templo medieval del siglo XIII

El puente románico fue destruido por los franceses en el siglo XIX, pero se reconstruyó

Ermita del Cristo del Caño

La Ermita del Santísimo Cristo del Caño, es un templo medieval del siglo XIII que cuenta con una historia curiosa.

Parece ser que en en siglo XIII hubo una gran crecida del río Tormes. Esa crecida dejó orillado a la izquierda del río por encima del puente, un Cristo de madera de tamaño natural.

Lo vieron unos caminantes y junto a la gente del pueblo lo llevaron en procesión hasta la iglesia parroquial, que iba a ser su morada definitiva.

Comienza la leyenda

Sin embargo, a la mañana siguiente el Cristo volvió a aparecer encima del puente, por lo que lo llevaron de nuevo a la iglesia.

Y así sucesivamente hasta que la gente del pueblo “entendió” que tal vez el Cristo quisiera permanecer a la entrada del Puente. Así que lo que hicieron fue construir allí una ermita, bautizada, inicialmente, como la del Humilladero.

Cuatro siglos más tarde la ermita estaba en ruinas. Así que en el siglo XVII se reconstruyó. Al hacer los cimientos surgió una corriente de agua que se recogió en una fuente de 3 caños. Desde entonces empezó a llamarse a la fuente y a la ermita como la del Cristo del Caño.

Ermita del Cristo del Caño

Joyas a tiro de piedra

Muy cerca del Barco de Ávila están dos de los pueblos más bonitos de España: Hervás, en Cáceres y Candelario, en Salamanca. Dos joyas maravillosas.

Hervás desde la distancia

Dónde comer

Tienes que probar las famosas judías del Barco con carrilleras y boletus del restaurante Ly.2 , en el mismo Barco de Ávila, donde este local destaca por su cocina creativa.

Esta sería la primera recomendación, luego también puedes ir a Casa Lucio, o siguiendo por orden, a Paco España y el Restaurante Rosi.

No muy lejos de allí, en Béjar, Salamanca, teneis la opción de la Plata, pero, sobre todo, Nardi y El Almirez, ambos en el cercano pueblo de Hervás, ya en la provincia de Cáceres.

Terraza de el Almirez, en Hervás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *