Ponferrada: el bastión de los Templarios

Ponferrada se encuentra en el corazón de la Comarca de El Bierzo.

Su territorio es tan extenso que es casi más grande que la capital, León.

Al llegar a esta ciudad da la impresión de que no tuviera ningún monumento importante que ver, sin embargo, en el centro histórico, esconde varias joyas arquitectónicas espectaculares.

Qué ver

Una de esta joyas, es la basílica de la Encina, pero también es interesante la Torre del Reloj, la Casa de los Escudos o la Real Cárcel.

Ninguna de estas bellezas tiene desperdicio, pero si hay que quedarse con alguna nosotros nos quedamos con el Castillo de los Templarios.

Y no sólo porque la historia de este grupo de caballeros defensores del Santo Grial sea tan misteriosa como atrayente, sino porque la fortaleza, sobre todo por fuera, es una maravilla que no debes perderte.

El Castillo

El Castillo, construído entre los siglos XI y XIII, fue declarado Monumento Nacional Histórico Artístico en 1924.

Su historia dice que fue cedido por los condes de León a los Templarios para que pusieran un poco de orden en la zona.

El hecho de que Ponferrada fuera una encrucijada o un cruce de caminos en medio de la ruta hacia Santiago de Compostela hacía que circularan por allí miles de peregrinos.

Esta afluencia de gente eran un claro objetivo para los salteadores de caminos que aquí hacían su particular “agosto”..

Por eso, una de las misiones de los templarios era, precisamente, hacer de guardianes de los caminos frente a los malandrines.

Templarios

La orden del Temple, que da cobijo a los caballeros templarios, se instaló aquí en el año 1178, un recinto que antes fue castro y ciudadela romana

El Castillo fue amplíado y mejorado como defensa del Camino de Santiago, y sus obras concluyeron en 1282.

Como ocurre con otros recintos amurallados españoles, este también ha sufrido inumerables añadidos y reformas que hacen de la fortaleza actual otra ligeramente distinta a la original.

En el Castillo, además, suelen realizarse exposiciones de gran interés, así estad atentos a eso cuando vayáis.

Exposición de Tempus Libri en el castillo de Ponferrada

Basílica de la encina

Otro de los momumentos destacados de la ciudad es la Basílica de la Encina.

De estilo renacentista guarda en su interior a la Virgen de la Encina, la Morenica, patrona del Bierzo.

Dice una leyenda que la talla fue escondida para ocultarla a los invasores musulmanes.

Y así estuvo escondida siglos hasta que los Templarios, quienes si no, la encontraron en el hueco de una encina mientras cortaban madera ¿veis porqué se llama así?

La Casa de los Escudos

En lo que respecta a la Casa de los Escudos -ahora la casa de la radio en honor a Luis del Olmo, vecino de la ciudad- es una construcción del siglo XVII y es de estilo barroco.

Sin embargo, la Torre del reloj es renacentista y está ubicada en un lugar emblemático, justo sobre una de las puertas de la muralla medieval.

Finalmente, la Real Cárcel, también renacentista del siglo XVI es hoy la sede del museo municipal del Bierzo.

Más pistas

Lo que las guías no dicen

Si nunca has visto una, te recomendamos que visites alguna palloza.

Las tienes en la Comarca de los Ancares y también en Lugo, muy cerca de allí, En Piedrafita do Cebreiro.

Estas Pallozas son unas construcciones de planta circular y con techo de cuelmos de centeno típica de la región.

En ella convivían, bajo el mismo techo, aunque en dos zonas diferenciadas, animales y personas con el objetivo de poder hacer frente a los duros inviernos sin tener que salir de la casa.

Dicen que su construcción imita a las cumbres que las rodean: más bajitas en O Cebreiro, Lugo, y más altas, en Balboa, León.

Lo que no te debes perder

Uno de los lugares a visitar en esta zona es el pueblo de Balboa.

La otra recoendaciòn es desplazarse hasta el valle del Silencio, pero no siempre es fácil llegar.

Balboa parece de cuento. Aparte de poseer dos famosas pallozas, la de Chis y la de las gentes, cuenta con la Iglesia de Santa Marina, el Castillo..y hasta una playa fluvial.

Si cierras los ojos, por un momento podrías estar en Noruega, cerca de los Fiordos. Imprescindible, no os lo perdais.

Una de las pallozas hace de bar- restaurante, así que se puede comer allí.

Comer y dormir

El hotel más lujoso de la ciudad probablemente sea el AC Ponferrada, pero también puedes considerar una opción por relación calidad-precio y su ubicación, los hoteles Aroi Bierzo Plaza, y el Temple Ponferrada.

Otra posibilidad, en Balboa, es el hotel rural Valle de los Ancares.

Para comer en Ponferrada, el restaurante las Cuadras, en la zona monumental, pero, sobre todo el Palacio de Canedo, en Arganza, y Casa Ramón.

El restaurante Casa Ramón está situado en un pueblo cercano a Ponferrada (casi un barrio) que se llama Molinaseca.

Hay que reservar (987453153) porque en dias se fiesta se pone hasta la bandera.

La cocina de Ramón Balboa, chef y propietario, está pegada al producto y la calidad de la materia prima que utiliza para elaborar su carta es notable.

Las raciones abundantes; los guisos espectaculares y los postres de ensueño: si vas no te pierdas la tarta de queso.

 

2 comentarios en «Ponferrada: el bastión de los Templarios»

  1. Maravillosa escapada, me ha encantado! Me apasiona la comarca del Bierzo!! Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *