De Covarrubias al desfiladero de la Yecla, pasando por Arlanza

Desde Covarrubias al desfiladero de la Yecla, en la provincia de Burgos, apenas hay 18 km. de distancia, pero en esta breve travesía se acumulan lugares de interés.

De hecho, a este camino se le denomina la ruta del Cid y esconde, en su recorrido, y casi lindando con la carretera que va de Covarrubias a Hortigüela, el bellísimo monasterio de Arlanza.

Covarrubias

Pero vayamos por partes. Covarrubias está situado en la comarca del Arlanza, provincia de Burgos, en la comunidad autónoma de Castilla y León.

Esta comarca se haya regada por el río Arlanza, como se podría suponer, y de ahí su nombre.

En el siglo X, dicha villa medieval fue convertida en la capital del Infantado y cabeza de partido, que se decía antes, de uno de los más importantes señoríos monásticos de Castilla.

Los artífices de tal honor fueron el conde de Castilla Fernán González y su hijo García Fernández. Hoy Covarrubias es conocido como «La cuna de Castilla» y fue declarada Conjunto Histórico-Artístico Nacional en 1965.

Sin embargo, pocos saben que el nombre de Covarrubias se debe a las cuevas rojizas (cuevas rubias) que hay en sus alrededores.

Su recinto urbano es uno de los mejores exponentes del urbanismo típico castellano de calles porticadas y casas con entramado de madera.

Covarrubias

Torreón

Aparte del imponente puente romano que atraviesa el Arlanza rumbo al centro histórico, uno de los monumentos más destacados es el Torreón de Fernán González.

Según la leyenda/historia, Doña Urraca estuvo encerrada en esta torre que se construyó en el siglo X, que en aquel tiempo, formaba parte del muro defensivo.

En la entrada hay un arco de herradura y la torre está coronada por matacanes, mientras que el tejado es de cuatro vertientes en lugar de almenado.

Colegiata

La Colegiata de San Cosme y San Damián se construyó sobre otra iglesia románica anterior en el tiempo.

Esta es gótica, data del siglo XV, y consta de una planta es de cruz latina con tres naves y crucero.

En el presbiterio se encuentra el panteón del conde Fernán González y su esposa Doña Sancha; un sepulcro hispanorromano del siglo IV.

Mientras que en el claustro, concluído en los primeros años del siglo XVI, se encuentra el sepulcro gótico de la infanta Cristina de Noruega; primera esposa del infante Felipe a la sazón hermano de Alfonso X el Sabio.

Museo

El Museo Parroquial de Covarrubias data de los siglos XV y XVI, y es, en realidad, una colección de ornamentos con piezas de orfebrería, escultura, cerámica y pintura de difícil clasificación

De hecho, dicen que algunas de las obras -como la Cruz Parroquial de Calahorra y la tabla de la Virgen- pertenecen a Van Eyck y a Pedro Berruguete, pero nadie «pone la mano en el fuego».

Sin embargo, la obra más destacada del museo es el tríptico de los Reyes Magos, del siglo XVI, pintado en madera policromada, y atribuido a Gil de Siloé.

Murallas

Muy cerca del museo se encuentran los restos de la antigua muralla y del Torreón de Doña Urraca: una edificación mozárabe del siglo X. 

Las murallas se alzaron entre los siglos X a XIII y parece que, en su día, tuvieron tres puertas. La correspondiente a la entrada por el puente se mantuvo en pie hasta1888.

Hoy sólo queda parte de la misma porque el doctor Divino Vallés mandó derribar las murallas en el siglo XVI para airear la villa y combatir la peste que asolaba la región.

Monasterio de Arlanza

El monasterio de San Pedro de Arlanza es una joya. Dicho esto, parecería que cualquier otro adjetivo se convirtiera en baladí, pero no es así.

En realidad, es sorprendente, porque el monumento aparece casi de forma súbita en medio de una carretera bordada de curvas.

Sin embargo, allí aparece el monasterio y te encuentras encima de él casi sin darte cuenta y con una visión increíble de todo el recinto.

Parece abandonado o en ruinas, pero no lo está, y el claustro fue remozado durante los siglos XVII y XVIII.

El Río Arlanza rodea las ruinas de este Monasterio medieval de estilo románico, casi gótico, que fundado por el Conde Gonzalo Téllez en honor de San Pedro en enero del año 912.

La entrada al mismo es gratuita, pero no siempre está abierto, así que os aconsejamos que antes de ir consultéis los horarios de apertura.

Desfiladero

En cuanto al desfiladero de La Yecla, es un estrecho pasadizo de apenas 2 km. excavado por el agua en la garganta caliza de las Peñas de Cervera.

Este paseo es absolutamente recomendable y discurre por una serie de puentes y pasarelas colgantes que permiten recorrerlo.

El camino antes del túnel

Se puede llegar desde el monasterio de Santo Domingo de Silos, ya que desde allí parte un camino que discurre paralelo a la orilla del río Mataviejas y llega hasta La Yecla.

La otra opción si accedes, como nosotros, desde Covarrubias, es llegar por la carretera o ruta del cid hasta el túnel y el aparcamiento.

Una de las pasarelas del desfiladero

Después de caminar unos metros por la carretera y llegar al túnel, se accede por una escalera que desciende hasta el fondo de la garganta.

En su recorrido, aparte de buitres, podrás observar pequeñas cascadas y saltos de agua del arroyo que la recorre.

La ruta es lineal por lo que debes salir y llegar por el mismo camino, pero a la inversa.

Si vas en estas fechas, debes tener cuidado con las escaleras porque puede haber hielo y resbalan.

Río subterràneo

Mas pistas

Lo que las guias no dicen

Desde el el 23 de enero se viene celebrando una Fiesta de la Matanza «Virtual», por causa de la pandemia, que incluye la venta de un kit de Olla podrida.

Pero ayer y hoy se está celebrando la Fiesta de la Matanza, con elaboración y degustación de productos derivados del cerdo.

Esta fiesta incluye la XII Feria de tapas que ofrecen los bares y restaurantes del pueblo.

Lo que no te puedes perder

Un paseo por el desfiladero de la Yecla y una buena ración de olla podrida. Covarrubias, en conjunto, también es un pueblo agradable y fácil de recorrer.

Pero, sobre todo no te pierdas es monasterio de Arlanza, aunque tengas que desviarte un poco del recorrido.

Comer

La olla podrida burgalesa es el plato típico de esta zona. Si te gusta «la cuchara» este guiso te encantará -y ahora que es invierno, mas- porque tiene de todo menos podredumbre.

Casa Brigante

A saber: alubia roja de la zona del Arlanza, patata, zanahoria, costilla de cerdo adobada, chorizo, morcilla…en fin, un festival que en Covarrubias cobra carta de naturaleza.

En cuanto a los restaurantes, los mejores son el Restaurante de Galo (15/40€), un asador de postín, y Casa Galín que, además, es hotel rural.

Finalmente, si te apetece llegar hasta la cercana población de Lerma, allí tienes Casa Brigante (33/45€), una opción muy recomendable.



***Burgos y el museo de la Evolución Humana


[instagram-feed]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.