Chifa Boteco: la bodeguilla de Estanis Carenzo

Un espacio experimental para disfrutar con la fusión de  América y Asia
No es que la Gourmet Experience de ECI -al menos la de su centro de
Callao- sea santo de nuestra devoción, pero con la llegada de Chifa Boteco, el nuevo espacio gastronómico experimental del chef Estanis
Carenzo (Sudestada , Chifa Comedor y  Chifa Camión), hay una razón para acudir a
la 9ª planta de este centro comercial (antes Galerías Preciados) que no
ha sido reformado de manera profunda desde tiempos inmemoriales; es decir, desde que
perteneció al propietario de Rumasa.

Eso hace que la llegada hasta esa novena planta sea, cuando menos, curiosa, y nos traslade, aunque sea mentalmente, a los centros comerciales de los países pertenecientes al antiguo Telón de Acero.Tal vez por eso tampoco esté bien resuelta la salida de humos de los restaurantes que se agolpan uno tras otro en esa novena planta que tiene, además, un dentista, un salón de masajes… con lo que la ropa que llevas puesta queda impregnada con una amalgama de olores tan diversos como los negocios que allí se exponen.
Pero salvando estas pequeñísimas circunstancias, hay que adentrarse en la Gourmet Experience del ECI de Callao, aunque nada más sea por probar esta cocina de auténtica fusión como lo es la de Chifa Boteco y antes lo fue la de su predecesor en el espacio,StreetXO de David Muñoz, ahora trasladado al ‘más noble’ centro comercial de Serrano.
Chifa Boteco pretende convertirse en el ‘banco de
pruebas’ de Chifa Comedor; el espacio donde Carenzo ofrece la idea
original de lo que es para él el origen de la fusión del pacífico entre
América y Asia.
Más informal y en un formato más pequeño y rápido
que su hermano mayor, esta especie de bar de tapas fusión no quiere perder la calidad que es firma de la casa. Por eso aquí nacen los platos en
su esencia, con formato barra y con la idea de petisco o pequeño aperitivo elaborado al momento y a ojos del comensal, por un equipo de chefs que
presentan al cliente cada plato listo para degustar.

Los botequims
(boteco en slang brasilero, bodeguilla en español), en los que se inspira, son espacios de tapeo típicos de Río de
Janeiro y Belo Horizonte donde los clientes charlan y tomar algo bajo el
concepto de comer con las manos y compartir.
La carta comienza con 6 platos pequeños que no superan los 9€ y 4 propuestas de
platos principales que no superan los 12€. Con cantidades ajustadas para
que sean más accesibles en precio y en consumo.

El extraordinario Chori- bao extraordinario

Pero en la oferta
de Carenzo no sólo hay platos nuevos, sino también una selección de
alguna de sus mejores elaboraciones. Por eso en Chifa Boteco se dan la
mano nuevas creaciones entre las que destaca el Sate Johnny boy de cordero, encurtidos, mayonesa de ajo negro y patatas fritas.
De entre los platos que probamos nos maravilló el Chori-bao, una reinterpretación del Choripan de
arribeños de Carenzo en Chifa Comedor y que en esta versión se vuelve
más asiático, y una nueva versión de su Lengua a la vinagreta china de Chengdu y aceite de chiles, que
sólo podrán degustarse en Chifa Boteco, y en el que predominaba la vinagreta sobre el resto de este lienzo gastronómico.
También probamos y nos gustaron las gyozas medocinas de cerdo y verdura, piparra toreada y aceituna ,y la salsa, sobre todo la salsa, de unos exquisitos mejillones a la japonesa. con caldo de misochoclo y alga wakame.
Claro que no quisiéramos olvidarnos de nuestro preferido: el asado negro con especias chinas, acietunas y puré de ñame (un tubérculo comestible). Vamos, en resumen, Argentina y Taiwan unidas en cada una de estas tapas tan a lo Carenzo.
Aunque está previsto que
haya una ampliación de horarios -a meriendas y que se reforzará con un
café creado especialmente para Chifa Boteco- el bar tiene dos servicios diarios –comida y cena-.
También
cuenta con una carta de bebidas que ofrece dos propuestas de
Cerveza La Virgen: rubia y tostada (esta fue la que tomamos nosotros), además de cuatro tipos de vinos en
botella (dos argentino y dos españoles) y por copas para maridar los platos. 
Y como la fusión no podía quedarse entre los fogones, también está presente en la barra -que nos recuerdan viejas experiencias en el Teatriz- con dos batidos de frutas diferentes en formato frozen y
cuya receta es también del Chef Carenzo. Utilizando ingredientes frescos
y agregando sabores ausentes en el destilado, logran que sus cócteles
mezclen criterios de cocina y coctelería. Por último, mencionar una
especialidad: Asami No Gin Tonic elaborado con tónica de yuzu.

El espacio tiene capacidad para 14 comensales, y la madera y el concepto de cocina abierta son los protagonistas, rememorando a los tradicionales botequim con aires asiáticos.
Para quien no conozca la trayectoria de este chef, decir que Estanis Carenzo trabajó en el famoso restaurante Daniel (Nueva York), La Cote D´or (Bourgogne) o
Llers (Buenos Aires), En 2005 inicia su trayectoria en Madrid
con la apertura del restaurante Sudestada. en 2012 inaugura Chifa Comedor, y en 2014, Chifa Camión y Picsa y Chifa Boteco en 2015, además de poner al alimento sólido en el
foodtruck de Cervezas La Virgen. Es director Gastronómico en Bestiario Group  en el que integra todos sus gastroconceptos empresariales.
Chifa Boteco. Gourmet Experience ECI. Plaza del Callao. Madrid.Bestiario Group

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *