Mallorca: la isla completa

Los experimentos con gaseosa’, que dice el dicho, así que si quieres pasar un fin de semana, un puente o unas vacaciones maravillosas vente a Mallorca: la isla completa.

Y es que este enclave balear lo tiene todo : mar y montaña y lugares idílicos como Es Colomer, el mirador de Sa Foradada, Valldemosa, Fomentor, Pollensa, Alcudia o la sierra de la Tramuntana, por poner solo unos ejemplos.

Bahia de Palma desde castillo de Bellver

Quien visita Palma de Mallorca por primera vez se suele sorprender porque es una isla con mucho paisaje verde.

Pero es que aquí, como sucede con las Blue Mountain en Jamaica, la sierra de la Tramuntana ejerce un efecto barrera que obliga a las nubes a descargar su lluvia, o incluso nieve en invierno.

Así que la primavera es la llamada del gong que despierta el letargo invernal no solo a los ‘cucos’ sino a propios y extraños, y sobre todo alemanes y británicos que según educación y calado social, están plenamente integrados en la isla.

Y es que, en general, el ‘statu quo’ de la isla funciona a las mil maravillas y el talante pausado, y a veces hasta socarrón de sus habitantes, se confunde con las costumbres de los extranjeros que viven allí o residen por largas temporadas.

Qué ver

Según sus lugares de interés, la isla podría dividirse en cuatro zonas distintas y marcadas por las costas de sotavento y barlovento; con arena fina unas y con calas increibles y acantilados escarpados, las otras.

Puerto de Palma

En la parte oeste de la isla destacan Sóller, el puerto de Sóller, y Sa Calobra.

Un poco más al centro, Valldemosa y el mirador de Sa Foradada, S’estaca y el pueblo de Fornaluxt.

En el centro norte, cap de Formentor, Sa Crueta, Es colomer, Pollensa y el pueblo de Alcudia.

Y ya en la zona este, el puerto de Cala Figuera de Santany, el mirador de Es Pontas, Calo des Moro, Porto Petro, Cala D’or y el parque natural de Mondragó

Torrent de Pareix

La capital

Y en la capital, aparte del castillo de Bellver y sus vistas, destacan el Ayuntamiento, la lonja, la Catedral y la bahía de Palma.

Desde el punto de vista gastronómico Mallorca también alcanza cotas sobresalientes, ya que cuenta con un restaurante dos estrellas Michelin, Zaranda de Fernando Pérez de Arellano; y unos cuantos de una estrella repartidos por toda la isla.

Zona oeste

La visita al pueblo y puerto de Sóller es una de las visitas imprescindibles en Mallorca y nuestra recomendación es que lo hagais en el tren y tranvía -ambos de madera- de Soller.

Este ferrocarril, de 1912, hace el trayecto desde Palma a Sóller en una hora y luego otros quince minutos en tranvía hasta el puerto.

Además, si quieres rematar un día inolvidable, te aconsejamos que navegues por la costa en uno de los llamados barcos azules, que parten del puerto, y te trasladan hasta Sa Calobra.

De hecho, hay un ticket conjunto muy apañao (57 euros en total)  que se llama Vuelta Isla y lo incluye todo.

En el pueblo de Sóller (que está en el interior) destaca su catedral y plaza de la constitución, pero lo mejor es ver el tranvía a la playa por el centro de su calle principal.

Vuelta Isla con el tren y tranvía de Sóller

Centro-Oeste

El pueblo base de esta zona es Valldemosa, célebre, entre otras cosas por el tiempo que pasó aquí el compositor polaco Frederic Chopin.

Concretamente, en La Cartuja- y el recuerdo que en ella dejó en el invierno de 1838-39 junto a su pareja George Sand.

Pero lo más bonito del lugar es que se encuentra encastrado literalmente en la sierra de la Tramuntana.

Valldemosa en plena sierra de la Tramuntana

Ensaimadas

Una vez recorrido el pueblo desde los jardines de la cartuja, la casa natal de Santa Catalina Thomás y la iglesia del siglo XIII, (reformada en el XVIII), lo lógico es hacer una parada para tomar un dulce en alguna de sus pastelerias.

Aquí elaboran algunas especialidades locales maravillosas, no solo ensaimadas (que también).

Como curiosidad señalar que en la puerta de casi todas las calles del pueblo encontrareis una especie de baldosines cerámicos con la inscripción -en mallorquin- de ‘Santa Catalina ruega por nosotros‘.

Pero, aparte del pueblo, la atracción natural de la zona es el mirador de Sa Foradada.

Sa Foradada

Lo mejor es visitarlo por la tarde porque así podreis admirar los maravillosos atardeceres

Cuidado, porque la entrada a la carretera local está en el desvío al hotel del mismo nombre, así que hay que ir pendientes de la carretera.

Atardecer en sa Foradada

Allí y tras una pequeña caminata por un camino de tierra, se puede bajar hasta la misma costa, aunque también puedes optar por quedarte arriba.

En el mismo lugar, se encuentra un bar.terraza que por las tardes noches, si hace bueno, se pone de bote en bote, pero es lo lógico teniendo en cuenta lo que alli se cuece visualmente.

Cerca del lugar también está S’estaca (la cala)  y la urbanización donde tiene su casa -que ahora vendea precio de saldo-  el actor Michael Douglas, y el pueblo de Fornaluxt.

Zona Norte

El norte de Mallorca guarda alguno de los lugares más maravillosos de la isla.

Escondido entre unas carreteras intrincadas, se encuentra el Cap de Formentor, Sa Crueta, Es colomer, Pollensa y el pueblo de Alcudia.

Comenzando por el más lejano -Formentor- ármate de paciencia porque la afluencia masiva de ciclistas por carreteras sin arcén, te harán perder mucho tiempo.

Tened cuidado porque darles un toque con el coche es  bien sencillo y puede peligrar su vida.

Es increible como las autoridades de Palma no restringen el uso de bicis los festivos y puentes.

Además de eso, aunque la ruta tiene unas vistas maravillosas el faro no tiene nada que ver. Por eso si no llegas hasta allí no te desesperes, que note pierdes nada.

Playa del puerto de Pollensa

Mirador de Es Colomer

Lo que no te debes saltar es el mirador de Es Colomer: una suerte de acantilados con vistas a todos lados.

Sus colores van desde el turquesa de la ínfima cala figueres, a los azules más añiles de la costa norte, sin olvidarnos de las montañas verdes llenas de olivos, limoneros y/o almendros, según el caso.

Mirador de Es Colomer

En este misma ruta tienes el puerto de Pollensa; uno de los más coquetos de la zona, donde podrás deambular por su paseo marítimo o simplemente sentarte en una terraza para contemplar los barcos amarrados allí.

Un poco más al este, pero muy de cerca de Pollensa, te espera otra de las joyas mallorquinas: el pueblo de Alcudia (no la playa). Con muralla y calles medievales que os fascinarán.

Muralla de Alcudia

Zona Este

Mirador de Es Pontas

En la zona este abundan las playas, y los lugares más recomendables de esta zona se sitúan en los alrededores del puerto de Cala Figuera de Santany.

Por allí teneis el mirador de Es Pontas, Calo des Moro, Porto Petro y cala sa Almunia, además de Cala D’or y el parque natural de Mondragó.

Palma

En la capital debeis visitar el casi nunca bien ponderado Ayuntamiento, la Catedral y, por supuesto, el Castillo de Bellver, con las mejores vistas de la bahía de Palma

Castillo de Belver

Algunos días las visitas son gratuitas, así que si podeis adaptaros esta es la mejor opción. Además de eso, la Lonja y el puerto deportivo son lugares imprescindibles.

Catedral de Palma

Más pistas

Comer

Uno de los mejores restaurantes de Mallorca es Son Tomas,(Balnyabufar) uno de los bibendum de la Michelin.

También Sa Fabrica (17/55€) en Sóller/Inca y, sobre todo, Aromata, la segunda marca de Andreu Genestra (o la tercera si contamos el Bistró) en la capital.

Forn de Sant Joan

Además de eso, en Palma capital es muy recomendable por su relación calidad -precio (hay menús de 19 a 23 euros) el Forn de Sant Joan, en la zona de la Lonja.

Por allí también se encuentran la Taperia, Koa -la segunda marca del Forn de Sant Joan que solo abre por las noches- Millo Cocina Mestiza, y el Infineat.

En la provincia, Mandala en Orient; Contrabando en Lluchmayor; Salvia en Soller, Kingfisher en el puerto de Soller; Mare Nostrum en Sa Pobla; sa Roqueta y Como en Casa y Can Costa, en Alcudia y Abbaco y Bellaverde (vegetariano) en el puerto de Pollensa.

En cuanto a los estrella Michelin, y además del citado dos estrellas Zaranda, están Andreu Genestra, en Capdepera, Manacor;  Maca de Castro Alcudia (132€); Adrian Quetglas (35/60€) en la capital, Palma; Es Fum (135/160€), en Palma Nova; Marc Fosh (72/90€); Es Racó des Teix, Deiá (38/120€); y el último en conseguirla, Voro Canyamel (100/135€).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *