Flores para el amor en el Parque del Retiro

El Palacio de Cristal del parque del Retiro de Madrid es el edificio elegido para mostrar la exposición de flores gigantes del autor kosovar Petrit Halilaj.

De hecho, su nacionalidad y las costumbres sociales de su propio país, que no acepta la homosexualidad, marcan de forma determinante el sentido de esta exposición.

Así pues, las flores XXL que se exponen -lirios, amapolas.forsythia, semillas de palma, flores de cerezo y clavel.

No hay performance, pero sí esas grandes flores, realizadas en un marco de acero y lienzo pintado en colaboración con el artista Álvaro Urbano, la pareja de Halilaj.

Palacio de Cristal del Parque del Retiro

La frase

“Un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados” es el eslógan de la exposición.

En esta frase del propio artista kosovar se concentra el sentimiento último de Petrit Halilaj, su biografía y la historia reciente de tensiones políticas y sociales de su país.

Las flores XXL desde el exterior

Los recuerdos infantiles bañados por el drama de la guerra y su condición de refugiado, constituyen la base de su trabajo.

En él aborda temas como el hogar, la nación y la identidad cultural manifestada a través de arte en forma de dibujos, escritura, esculturas e incluso vídeos.

Continuidad

En su planteamiento, sin embargo, no existe una ruptura entre lo personal y lo histórico, lo íntimo y lo social.

Es más bien todo lo contrario: un canto a la relación y a la continuidad de los acontecimientos y los sentimientos que expresa en esta exposición del Palacio de Cristal del Parque del Retiro de Madrid.

Selfies

Aunque la exposición invita a la reflexión, lo cierto es que los selfies y el instagram están más presentes que la observación detenida.

Muchos visitantes no pueden resistir en lanzarse como posesos a buscar la foto -y es entendible- pero la historia merece más que una foto.

Interior del Palacio de Cristal

Bowebird

Petrit Halilaj ha convertido el Palacio en un gran nido de Bowerbird (de aves del paraíso) que conecta el interior con el exterior.

La idea es que los asistentes interactúen con el entorno.

Para conseguirlo, se han abierto ventanas e instalado estructuras y comederos para atraer a las aves y otros animales que habitan en el Parque del Retiro de Madrid.

El cuervo

Las grandes flores que decoran este “nido” son fruto del trabajo colaborativo con su compañero Alvaro Urbano.

Si vas, encontrarás un cuervo blanco. No es un tipo que se haya colado ahí para hacer el Tancredo, sino otro símbolo que sugiere la diversidad y la resistencia a cambiar para ser aceptado.

Es la metáfora de ser homosexual y cuyo amor no es plenamente aceptado por la mayoría de la sociedad kosovar; incluída su familia

O, incluso, pertenecer a un país, Kosovo, que no está reconocido como tal por algunos Estados (entre ellos España).

La cúpula deja ventanas abiertas para las aves

Entorno idílico

Esta exposición es la primera que se dedica en España al artista kosovar y es “un resumen” del proyecto previsto por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía que quedó en el aire con la irrupción de la pandemia.

La muestra, con entrada gratuita, estará vigente hasta febrero de 2021.

Y tanto a los que visitéis Madrid como a los habitantes de la capital, os recomendamos su visita en un entorno, además, tan idílico como el Retiro y su estanque.

Ese estanque, con sus barcas y sus escaleras que sirven a los amantes de los atardeceres para despedir el día en paz y sosiego.

Sólo faltaría un poco de música chill out, para tener la nueva Ibiza; el nuevo Café del Mar; en este caso, de tierra, en la capital de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *