Distrito 798, la fusión sin pretensiones

El restaurante Distrito798 practica una fusión japonesa, nikkei- californiana que tiene como principal consecuencia la versión de unos platos que poco tienen que ver con lo tradicional, como ocurre, por ejemplo, con el nigiri de foie.

Ubicado en los bajos anexos al hotel Melía Castilla, junto al restaurante Albufera, su nombre proviene de Factory 798 que es como se conoce al distrito artístico de Pekín; vamos, la cuna del vanguardismo. En este lugar de Beijing se agrupan alguno de los restaurantes que tienen en la fusión oriente-occidente su razón de ser.

Armando Justo en la sala de Distrito 798

Su cocinero actual, Armando Justo, nombrado en el año 2008 campeón de cocina japonesa en California, logra dar el toque auténtico que caracteriza a este tipo de cocina, en la que occidente y oriente se mezclan para dar lugar a un sabor fusionado inigualable.

Una larga historia

Sin embargo, el espacio que sigue ocupando Distrito 798 ha tenido más de un inquilino a lo largo de su intensa historia. Por ejemplo, allí estuvo el antiguo Mister Lee, del grupo Café Saigón, y posteriormente fueron Jianmin Zhao y Anan Zhu, del Grupo Pato Laqueado, quienes dirigieron sus destinos.

Así que como se ve, desde su nombre chino, pasando por las propuestas culinarias que ha tenido, su vocación asiática siempre ha estado en el ADN. De hecho, todavía conserva su barra de sushi y su aspecto minimalista, en un local donde predominan los colores claros.

La barra de sushi de Distrito 798 es un de los rincones más activos del restaurante

Interiorismo

Elegante y sobrio, al entrar al restaurante, destaca la claraboya que ilumina el local durante el día; la amplitud del espacio entre mesa y mesa y los colores cálidos y blancos para darle un toque de tranquilidad que funciona.

sala de Distrito 798 donde destacan los colores claros

La carta tiene haz y envés, como las hojas de los árboles, y en este espacio preciso y limitado se concentra todo lo que hay que comer. La especialidad, como se ha dicho, es Asia (más concretamente Japón, ya sea fusionado con Perú o con toques mediterráneos) y el resultado es satisfactorio.

Distintos tipos de sake sobre la barra de sushi de Dsitrito798

Por eso los nigiris, rolls, makis y sushi están muy presentes. Y aunque la cocina japonesa sea cada vez más conocida por todo eñ mundo, la idea de su fusión junto a la cocina californiana y Nikkei se convierte en una opción con matices atractivos.

Así que no es un restaurante chino como pudiera parecer po su nombre. De la barra de sushi, por ejemplo, puedes pedir una degustación de distintos ceviches (ceviches en selección) por 25 € u optar por el ‘padre’ de los ceviches a base de corvina, cebolla roja, leche de tigre y choclo (22 €) . Este fue el que pedimos nosotros y no fue el mejor plato que probamos, ni mucho menos. Tal vez deberíamos habernos decantado por el tiradito costeño o incluso por unos calamares fritos a la japonesa.

Nigiris de foie y salmón

Sin embargo, los nigiris de foi y frambuesa (9€) y el de salmón y lima flambeado (8€) fueron una auténtica bocanada de placer. Espectaculares ambos, le pondríamos un 8 al segundo y un 9 al del foie. No os lo perdais, porque, además, se sirven tibios y son increibles.

También los hay de huevo con jamón y trufa, anchoa de Santoña y guacamole, wagyu y mermelada de pimientos….Todos de calidad y muy meritorios.

Nigiris de foie y salmón

Dim Sum

Los Dim sum al vapor también tienen su cabida en la carta, como los de langostino y picadillo de gamba, los de pato…. Nosotros elegimos el de jiaozi (gyoza o empanadilla) de pollo al curry (6 unidades 14 €). Otro acierto seguro. La textura y el sabor, junto a una cocción precisa, hacen de este plato otro de los recomendables del restaurante.

Y un japo sin robata (plancha japonesa) no es un japo. Así que Distrito 798 la tiene y la emplean tanto para realizar un wok como en el Udon de sepia con langostinos (17€) o el arroz chaufa (peruano), pecho de pato, cebolla crunchy y huevo a baja temperatura, que nosotros no probamos, pero del que hablan maravillas.

Dim sum de pollo al curry

Robata y carbón

Nuestra opción fue la robata con lagarto ibérico al carbón, yakiniku y ají amarillo (22.50€) que estaba jugoso y bien hecho. Todo sabor y la sensación de que la plancha japonesa, vieja conocida, sigue prestando un servicio extraordinario a la cocina nikkei.

Al wok también tiene buena pinta el pollo picantón bañado en ajo miel y el wagyu al carbón, chimichurri (salsa típica en Argentina y Perú) y Tsukemono (vegetales encurtidos japo).

Lagarto Ibérico preparado en robata

Y como hemos señalado, también tienes sushi, sashimi, makis y rolls para satisfacer tu paladar. En cuanto a los postres, la tarta de queso es una opción válida, si es que no te gusta el chocolate. Ah, también cuentan con menú del día de lunes a viernes, por si trabajas por alli y quieres acercarte a comer.

Nuestro menú

  • El padre de todos los ceviches (corvina)
  • Nigiri de foie y frambuesa y de salmón flambeado
  • Nigiri de anchoa de Santoña con guacamole y de huevo con jamón y trufa
  • Dim sum de Jaozi de pollo al curry
  • Lagarto ibérico al carbón, yakiniku y ají amarillo
  • Tarta de queso

Distrito 798. Capitán Haya, 43. Madrid Tel.
912 90 87 07. No tiene web. Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *