Formentera: la isla tranquila donde la vida se detiene

Formentera es, sin duda, la isla perfecta para alejarse del mundanal ruído.

Puede que para la mayoría sea demasiado tranquila, o que vivir todo el año en ella pueda llegar a ser agobiante, pero si quieres paz este es tu sitio.

Así que si quieres desconectar de verdad, sin tener que irte a las islas Maldivas, Formentera es una opción maravillosa aprovechando, además, la tranquilidad añadida de septiembre.

La isla, tiene apenas 84 kilometros cuadrados de superficie, frente a las 571 de Ibiza, los 696 de Menorca o los 3400 de Mallorca, Solo la Cabrera, con 16 km., es más pequeña.

De norte a sur hay apenas 20 km, pero como aquí se va tranquilo, se pueden tardar 45 minutos en recorrerlos. El pico más alto es la Mola, al sur, con 190 metros.

La isla de Formentera está conformada administrativamente por un único municipio llamado igualmente Formentera, que incluye los islotes de Espalmador y Espardell.

Cuenta con cinco núcleos urbanos: Sant Francesc, La Savina, Sant Ferran, Es Pujols, Es Caló y El Pilar de la Mola.

Capital

Sant Francesc es la capital de la isla, aunque la vida de verdad se concentra en los alrededores de la Savina y su puerto.

Allí llegan los ferrys provenientes de Ibiza cada media hora, y en la marina del puerto se agolpan bares, restaurantes y beach club, aparte de tiendas y casas de alquiler de motos, coches y bicis.

De entre todas las maravillas naturales de Formentera hay que destacar la calidad de sus aguas mediterráneas absolutamente transparentes.

Puerto de La Savina, Formentera

Historia

La presencia de una población estable y continuada en Formentera está documentada desde finales del tercer milenio a.C

Tras el periodo islámico, Eivissa y Formentera pasaron a formar parte de la Corona de Aragón, en el año 1235.

Pero las dificultades para asentar nueva población en la isla se agravaron a partir de la segunda mitad del siglo XIV, debido a los efectos de la peste negra y la presencia de piratas.

Finalmente, fue repoblada a finales del siglo XVII con habitantes procedentes de Ibiza.

Clima cambiante

Aunque el clima es suave, lo que da lugar a una vegetación mediterránea que combina dunas con pinos y sabina, es muy cambiante.

Por eso, si vas a visitarla desde Ibiza conviene que consultes la predicción meteorológica, no sea que vayas y te encuentres un día desfavorable.

Ses Illetes

Ses Illetes

Muy cerca del puerto de la Savina se encuentra también el acceso a la mejor playa de Formentera, de España, de Europa y una de las 25 mejores del mundo: Ses Illetes o las isletas.

Y se llama así porque las calas que las componen están salpicadas por pequeñas islas (Illa de Tramuntana, Illa des Forn, Escull des Pou, Illa Redona y Escull d’en Palla).

A alguna de ellas se puede acceder nadando un pequeño trecho o andando, si la marea lo permite.

Ses Illetes está emplazada dentro del Parque Natural de Ses Salines de Eivissa y Formentera ocupando gran parte de la península de es Trucadors, en el extremo norte de la isla de Formentera, y con orientación hacia poniente.

Son 450 metros de playa de arena blanca y fina y aguas turquesas y poco profundas que se dividen en dos debido a una pequeña zona rocosa que se encuentra a la mitad del recorrido.

En la zona norte, la península des Trucadors se convierte en un brazo de arena que conecta con la vecina playa de Llevant.

Si se continúa en esta dirección llegarás al extremo de la playa desde donde podrás contemplar la isla de Espalmador.

Es posible pasar de una isla a otra andando en Ses Illetes

Ses Platgetes

Descendiendo desde Punta Prima, recorreremos la costa de Tramuntana, llamada así por su orientación norte.

En esta zona es donde encontrarás un rincón encantador poco frecuentado que se llama Ses Platgetes.

Para localizarlo hay que seguir hasta Es Caló de Sant Agustí, la única población costera de este área, ya muy cerca de La Mola.

Hablamos de una zona distinta que es muy valorada por su puerto de pescadores y sus cualificados establecimientos gastronómicos.

Sin embargo, debemos advertiros que las rocas de la playa hacen imprescindible el uso de escarpines.

Ses Platgetes

Migjorn

Justo al lado opuesto de Es Caló se encuentra la zona de Migjorn, que es el nombre que recibe la costa suroeste de Formentera que se extiende a lo largo de cinco kilómetros.

Esta es la más extensa de toda la isla y se compone de diversas calas que se dividen por la alternancia de zonas rocosas y de arena.

Cada una de ellas recibe su propio nombre y cuentan con distintos accesos.

Las mejores para bañarse son Ca Marí, es Arenals y es Copinar, las restantes tienen demasiadas rocas.

Cala de Es Arenals

Saona

Cala Saona (140 m.) es la excepción al norte de Migjorn. Al igual que las calas anteriores está protegida de los vientos de Tramuntana que a veces soplan por la vertiente este.

Cala Saona

Es la única playa de arena que se esconde entre los acantilados que se imponen en toda la parte este de la isla.

La cala se haya en dirección al cap de Barbaria que se hizo famoso por la película Lucia y el sexo.

El sur de Formentera visto desde la Mola

La Mola

En cuanto a Mola, o mas concretamente, al Pilar de la Mola, es el monte mas alto de Formentera con 190 metros. Está al sur de Es Caló y es famoso por sus acantilados y por sus vistas.

Aparte del mirador de la Mola, de fácil acceso y restaurante, también cuenta con un famoso faro.

Faro de la Mola

Molinos

Aparte de los faros, otro elemento que encontramos en la isla son los molinos, que dan cuenta de la importancia del trigo para sus habitantes.

Llegaron a funcionar siete molinos de viento: el Molí Vell y el Molí d’en Botigues, situados en la Mola; el Molí d’en Teuet i el Molí de ses Roques, en la proximidades de Sant Ferran; el Molí d’en Mateu y el Molí d’en Jeroni, a poniente de la iglesia de Sant Francesc, y el ya desaparecido Molí d’en Simon, en Cap de Barbaria.

Molino de Viento

Torres defensivas

Las torres defensivas que salpican la isla se contruyeron para avisar, mediante señales de humo, de la presencia de piratas.

Todas las torres se sitúan en puntos geográficos estratégicos y a suficiente distancia para que pudieran comunicarse mediante señales de humo,

En total hay cuatro Torres esparcidas por la geografía de la isla de Formentera además de la torre de sa Guardiola ubicada en el islote norte de s’Espalmador,

Los Estanques

Los Estanques o Estanys, como el de Pudent, al norte de Formentera, se pueden ver y pasear, pero está prohibido el baño.

Son un lugar muy recomendable para pasear a pie o en bicicleta, tanto por su valor paisajístico como por su importancia para el avistamiento de las numerosas aves.

Mas pistas

Gastronomía

Como hemos señalado, Formentera cuenta con una interesante oferta gastronómica que se concentra, sobre todo, en la Savina y en Es Caló de Sant Agustí.

En este último se encuentra uno de los mejores restaurantes de la isla, Es Caló, famoso, entre otras cosas, por su terraza con vistas, su langosta con patatas fritas y huevos, y su arroz negro.

Otros restaurantes interesantes son Can Carlitos, la Mariterránea, Bocasalina, Tapas 24 (según nos recomienda, nuestro amigo y aficionado a la gastronomía, Jesús Manrique) y el superbarato Casa Carmen, en Es Pujols.



***Ibiza interior, el discreto encanto de la isla blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *