Castillo de Canena, Nunos y Marqués de Terán

Castillo de Canena, ‘il cavallino rampante’ de los aceites

Tal vez Fernando Alonso, nuestro más afamado piloto de Fórmula 1 y dos veces campeón del mundo, no tenga nada que hacer -de momento- contra el equipo Red Bull, pero está claro que su equipo, Ferrari, es una leyenda de la Fórmula 1. Paralelamente, en el sector de los aceites de máxima calidad, también se puede discutir si son mejores los de Córdoba, los de Tarragona o los de Toledo, por poner tres ejemplos, pero decir Jaén es lo más y, si se añade, Castillo de Canena, el calfificativo alcanza la categoría de espectacular.

Castillo de Canena y Ferrari

Y es que, recientemente, Castillo de Canena presentó la octava edición limitada de su
exclusiva colección Primer Día de Cosecha, que en este año ha sido diseñada
por el piloto Fernando Alonso. 
Un lanzamiento que coincide con el
éxito obtenido en la última edición de la prestigiosa guía Flos Olei (una especie de Guía Parker de los aceites) que acaba
de seleccionar los aceites extra
vírgenes de Castillo de Canena como unos de los mejores del mundo, al otorgarles la
máxima puntuación (98 puntos) entre los 1.000 mejores aceites procedentes de
más de 30 países productores. 
Primer Día de Cosecha es
‘oro verde puro’; una delicia que hay que saborear gota a gota. 
Si eres de los que un poco de pan untado en el mejor aceite de oliva virgen extra le ruboriza el alma culinaria, con esta primera prensada de las olivas del Castillo de Canena, vas a revolucionar tus sentidos, empezando por la vista. Un color verde aceituna más o menos intenso, según de trate de aceituna arbequina y/o picual, ya te invita a ‘pecar’: sus aromas especiales; su viscosidad perfecta y en boca un aluvión de sensaciones placenteras inigualables.  
Con una producción limitada de 20.000 unidades, el arbequino es un aceite denso, color verde pálido, equilibrado y complejo, con gran diversidad de aromas
vegetales, sobre todo a hierba fresca, almendra y alcachofa. La sensación en boca es almendrada, con manzana verde, piel de plátano y ligero
toque de pimienta. Destaca también su dulzor con una ligera  astringencia
y una gran persistencia en paladar. Por otro lado, el picual es verde intenso, con toques de hierba verde,
almendra verde y plantas del campo (tomillo, romero). En su paso por boca se muestra suave, amargor y picor moderados, retrogusto almendrado, alcachofa, hoja de tomate y manzana. Impresionantes.


OTRAS RECOMENDACIONES…
Turrones que no lo parecen

Los ‘falsos turrones’ de Pastelería Nuno
Irlandés de choco blanco y mas

El maestro pastelero les llama turrón, pero son algo más. Así que no deberíais perderos las delicias ‘de turrón’ que elabora José Fernández en la pastelería Nunos de Madrid. Doce años lleva en ‘la brecha’ y 12 tipos de los mejores chocolates forman parte de su ideario pastelero. Aunque, sin duda, el más llamativo es el Goson Noir (compuesto por habas de México, Tanzania y Sao Tomé), cada temportada, como si fuera un diseñador de ropa, crea colecciones diferentes de buñuelos, turrones y roscones. 
Este año, su nueva colección de chocolates (del mundo) con alma de turrón (que no turrón al uso), los ha querido armonizar con 7 cócteles de esos países. Productos que están inspirados en postres del mundo y te transportan a Inglaterra, Francia, Guatemala u Holanda. 
Por ejemplo, el turrrón dedicado a las ‘rosquillas de almendra‘ de Holanda, está trufado con chocolate con leche y almendras caramelizadas. De Irlanda ha tomado su Plum Pudding para elaborar una delicia (que sabe a Baileys, el más rico de todos, según nuestra opinión junto al francés) de chocolate blanco caramelizado con uvas, pasas, grosellas, ciruelas y especias de Plum Pudding. Finalmente, otro de los más destacados, como hemos dicho, es el que se ha inspirado en Francia y su famoso turrón Bouche Noel que contiene gianduja de leche de avellanas con arándanos y destilado Gran Marnier. Un lujo a vuestro alcance.

Unos vinos que prometen

Interior de Bodegas Marqués de Terán

Por último, vamos a recomendaros un vino que para nosotros era poco conocido hasta hace poco tiempo, pero que nos ha sorprendido de forma muy grata. Hablamos de Marqués de Terán cosecha 2009 selección especial (yo eliminaría lo de cosecha porque confunde). Un soplo de aire fresco llegado desde la Rioja Alta. Está elaborado al cien por cien con uva tempranillo que se selecciona manualmente.Luego, criomaceración prefermentativa en depósitos de acero inoxidable con ciclos suaves de homogeneización y sumergimiento y 6 meses en barrica de roble. 
El tópico de aromas a frutas rojas se convierte aquí en certeza y el sabor, que es persistente en boca, no se abre en todos sus matices hasta que pasan dos o tres segundos. Está rico; muy rico, por eso no es extraño que mires la copa con admiración después del primer sorbo y tengas que seguir bebiendo. Además, el precio, unos 14 euros, es tan contenido como el resto de esta hornada de Marqués de Terán (Crianza y Reserva), además de Versum, otro vino de categoría, todos ellos entre los 10 y 12 euros,

Selección especial

aproximadamente. 
El crianza, por ejemplo, el más barato, está elaborado con un 95 % de tempranillo y un 5 por ciento de Mazuelo, y, como el resto de ‘sus hermanos’, también con aromas de fruta roja y sabor rotundo; sedoso y perfumado, pide copa y copa,
El reserva (tempranillo, mazuelo y garnacha), descansa 18 meses en barrica de roble americano y francés y
se nota la madera en todas sus intensidades. Finalmente, otra de las
‘raras avis’
de la bodega es el Versum, un 100 por cien Tempranillo, que
ha reposado 10 meses en barricas de roble francés durante dos años.
Será por eso, pero este vino que ya habíamos probado con anterioridad
sin reparar que era de esta misma bodega, es una maravilla.Aquí si que
las frutas rojas y la madera se funden (será por el roble francés) en
una sinergia de sensaciones con sabores potentes, aunque cremosos. Si
vais a tomarlo con un queso, que sea curado, como el maravilloso Páramo de Guzmán, elaborado en Roa de Burgos.
Constituida en 2004 por los hermanos Azpilicueta y Eduardo Paternina (Marqués de Terán), entre otros inversores, esta bodega que fomenta el enoturimo ha recibido distintos premios por su diseño y por su fuerte apuesta por el I+D+I, con la geotermia como eje principal y la protección del medio ambiente. Antes denominada Regalía de Ollauri, en plena Rioja Alta, cerca de Haro, cuenta con uno de los sistemas de elaboración de vino más avanzados del mundo. Ahí queda eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *